Aceite de macadamia para el pelo beneficios

Aceite de macadamia en dos frascos con gotero y nueces alrededor

Si estás notando tu pelo opaco, sin vida y deshidratado, quizás es hora de buscar una solución natural. El aceite de macadamia, puede ser la solución a tu problema. Es un maravilloso aceite esencial que nutre tu cabellera, restaurándola y devolviéndole la vida que por los constantes daños internos o externos había perdido. Embellece tu pelo, ya que nutre el cuero cabelludo. Un cuero cabelludo sano mantiene un cabello hermoso.

Si eres de los que prefieren los productos naturales, este aceite es para ti. Aunque es tan efectivo y se ha hecho tan popular. Que puedes conseguirlo en productos comerciales para el cuidado del cabello. Así que no hay excusa para no brindarle a tu cabellera los beneficios del aceite de macadamia. Beneficios y propiedades que te daremos a conocer en este artículo. ¡Sigue leyendo!

 

Aceite de macadamia, beneficios

Aceite de macadamia- Jarra de aceite y fruto de donde se extrae

  • Fortalece e hidrata la hebra capilar: Con el paso del tiempo las propiedades naturales de nuestro cuerpo, se van perdiendo. En nuestro pelo, el ácido graso conocido como palmitoleico se comienza a deteriorar. Nuestro pelo se mantiene fuerte gracias a este ácido, que producimos naturalmente. Al envejecer, se produce menos. Pero empleando el aceite de macadamia, podemos aportarlo. Ya que su contenido de palmitoleico es muy alto.
  • Es un complemento para los tratamientos anticaída: Actúa sobre cualquier tipo de cabello, haciendo más resistente y fuerte la hebra capilar. Por ello, puede utilizarse como respaldo de los tratamientos para caída del cabello. Conjuntamente, puede emplearse para reparar puntas dañadas.

Aceite de macadamia- Fruta en un cuenco al lado de spray que contiene el aceite

  • Hidrata de manera profunda: Nutre e hidrata el cabello de forma profunda, esto gracias a su gran cantidad de ácido palmitoleico. Que se hace cargo de metabolizar los lípidos, para dar nutrición a cada hebra de nuestro pelo.
  • No es pegajoso: Aun siendo un aceite, no es extremadamente grasoso. Engrasa menos que otros aceites similares. Sin dejar de hidratar, deja el cabello menos pegajoso y más limpio al aplicarlo. La textura es más seca, pero aporta más brillo que otros aceites esenciales. Se absorbe de forma rápida, lo que evita que el pelo se empape o engrase exageradamente. La hidratación ocurre en una sola aplicación.

Propiedades del aceite de macadamia para el cabello

Aceite de macadamia- Producto colocado sobre bandeja de madera

  • Repara el cabello dañado: Es un regenerador natural del pelo. Repara los daños de tu cabellera, dejando como resultado una melena vigorosa y saludable. Rejuvenece la hebra capilar, aporta brillo y sedosidad.
  • Es hidratante: Logra conservar la humedad del cabello, dando una humectación profunda y eliminando la resequedad.
  • Posee antioxidantes: Tiene una gran cantidad de antioxidantes. Protege el cabello de los radicales libres, lo que hace que se ralentice el envejecimiento capilar. Cuida tu cabellera de agentes externos como la contaminación y los rayos UV.
  • Es rico en ácidos grasos Omega 7: El ácido graso omega 7 es muy similar al sebo que se produce en el cuero cabelludo. Este aceite es rico en este ácido. Al envejecer, se minimiza la producción de sebo de forma natural. Aplicar el aceite de macadamia, es una manera de aportar este sebo y conseguir que el cabello permanezca cuidado, hidratado y suave.
  • Da fortaleza al cabello: Hace más fuerte la raíz del pelo. Da fuerza a la hebra capilar. Lucha contra el encrespamiento del pelo y evita la aparición de frizz.

Nueces de macadamia

Aceite de macadamia- Nueces enteras y peladas dentro de un cuenco

Las nueces de macadamia son muy populares, se consideran las reinas de las nueces. Son un fruto similar a la avellana, con un color blanquecino. El sabor es diferente entre ambos frutos. El sabor de las nueces de macadamia es cremoso y muy delicioso. Estas nueces se cultivan solo en pocos países, entre ellos Brasil, Nueva Zelanda, Hawái y Sudáfrica. Su precio es bastante elevado.

Las nueces de macadamia son ricas en grasas saludables, proteínas, fibra y minerales. Son una buena fuente de energía y ayudan a controlar el colesterol y el azúcar en la sangre. También, son beneficiosas para la salud cardiovascular, el sistema nervioso y el sistema inmune. Son frutos redondos, con un diámetro de 2 a 3 centímetros. Su cáscara es dura y de color marrón, y la nuez en sí es de color blanco cremoso. El sabor de las nueces de macadamia es dulce y mantecoso, con un ligero toque de nuez.

En la antigüedad, los aborígenes de Australia tenían entre sus alimentos estos deliciosos frutos secos. Durante el siglo XIX, se comenzó a comercializar nuevamente. Estos frutos son beneficiosos para distintas afecciones y para el cuidado de la piel y el cabello.

Se pueden comer crudas, tostadas o saladas. También, se utilizan en una variedad de recetas, como ensaladas, postres, salsas, platos principales y aceite de macadamia. Deben estar crujientes y tener un sabor dulce y mantecoso. Si las nueces están blandas o tienen un sabor rancio, no son aptas para el consumo. Las nueces de macadamia se pueden almacenar en un lugar fresco y seco durante varios meses. Se pueden conservar en el congelador durante un año o más.

¿Qué es aceite de macadamia?

jarra de Aceite de nuez de macademia

De las frutas, hierbas, semillas, hojas y raíces de algunas plantas, son extraídos los aceites esenciales. En el caso del aceite de macadamia, es un aceite que proviene del árbol de macadamia, y su fruto es la nuez. Es un árbol que se encuentra mayormente en Australia, pero también se cultiva en algunos otros países como Sudáfrica y Brasil. Es un árbol que puede alcanzar los 15 metros de altura. Sus hojas son perennes y posee flores de distintos colores, estas pueden ser violetas, blancas o rosa.

Este árbol puede alcanzar los 50 años. Una razón más para que este fruto sea especial. Su primera cosecha se obtiene luego de 7 años de su siembra. Estas nueces se recolectan entre abril y septiembre. Es una nuez con forma esférica, la recubre una cáscara dura de color marrón. A esta cáscara la cubre una capa verde. Sus flores cuelgan de una forma similar a los racimos de uva. Al madurar, estos frutos caen al suelo.

¿De dónde se extrae el aceite de macadamia?

Nueces colocadas sobre una tabla para ser peladas

El aceite de macadamia se extrae de las nueces obtenidas del árbol de macadamia. Se obtiene un aceite prácticamente transparente, con una ligera tonalidad amarilla. Tiene un agradable y ligero sabor. Posee una composición única, ya que su contenido de ácido graso monoinsaturado es muy elevado. Este ácido se conoce como palmitoleico y es quien se encarga de metabolizar los lípidos.

El aceite de macadamia se puede extraer de dos maneras:

  • Prensado en frío: Este es el método más tradicional y respetuoso con el medio ambiente. Las nueces se prensan sin utilizar ningún tipo de calor o disolvente químico. De esta manera, se conserva intacta la composición natural del aceite.
  • Extracción con solventes: Este método es más rápido y eficiente, pero puede dañar el aceite y reducir su calidad. En este método, las nueces se trituran y se mezclan con un solvente, como el etanol o el isopropanol. El solvente disuelve el aceite, que luego se separa y se evapora.

El aceite de macadamia virgen, que se obtiene mediante prensado en frío, es el más valorado. Es un aceite de color amarillo claro, casi transparente, con un sabor dulce y cremoso. Tiene un alto contenido de ácidos grasos monoinsaturados, que son beneficiosos para la salud cardiovascular.

En su composición, se encuentran también la vitamina E, distintos ácidos oleicos y algunas sustancias que son antiinflamatorias y analgésicas. No es un aceite que provoque reacciones adversas. Sin embargo, si eres alérgico a los frutos secos, puede haber alguna reacción al usarlo.

Es un aceite saludable y versátil que se puede utilizar para una variedad de propósitos. Es un buen aceite para cocinar, para el cuidado de la piel y para el cuidado del cabello.

Cómo usar este aceite en el cabello

Nueces de macademia peladas y con concha

El aceite de macadamia es un excelente producto para el cuidado del cabello. Es un aceite ligero, que se absorbe rápidamente y no deja el cabello grasoso. Tiene propiedades hidratantes, nutritivas y reparadoras que pueden ayudar a mejorar la salud del cabello.

Hay varias formas de aplicarlo en el cabello. Aquí hay una forma sencilla:

  • Lava tu cabello con un champú suave.
  • Seca tu cabello con una toalla hasta que esté húmedo.
  • Aplica unas gotas de aceite de macadamia en tus manos.
  • Distribuye uniformemente el aceite por todo tu cabello, desde las raíces hasta las puntas.
  • Masajea suavemente tu cabello durante unos minutos para que el aceite penetre.
  • Deja que el aceite se absorba en tu cabello sin enjuagarlo.

Otra forma de aplicar el aceite al cabello, es mezclarlo con tu champú o acondicionador. Para ello, agrega unas gotas del aceite a tu champú o acondicionador antes de usarlo. Esto ayudará a hidratar y nutrir tu cabello cada vez que lo laves.

También, puedes usarlo como mascarilla capilar. Para ello, aplica una cantidad generosa del aceite sobre tu cabello húmedo. Luego, envuelve tu cabello en una toalla o gorro de ducha durante 30 minutos. Pasado el tiempo, lava tu cabello con champú y acondicionador como de costumbre.

La frecuencia de aplicación del aceite en el cabello depende de la condición de tu pelo. Si tienes el cabello normal, puedes aplicarlo una vez por semana. Si tienes el cabello seco o dañado, puedes aplicarlo dos veces por semana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *