Acondicionadores para el cabello y sus tipos

Acondicionadores para el cabello

Cuando se habla de cuidados capilares, los acondicionadores para el cabello son muy importantes. Ayudan a restablecer la belleza del pelo. Hidratan, suavizan y cuidan las puntas partidas. Además, pueden usarse para facilitar el peinado y desenredar la cabellera. Definitivamente, es necesario usar acondicionadores para el cabello cada vez que lavas tu melena. Es algo que tu pelo te agradecerá. Si quieres tener una melena brillante, manejable y sedosa, no puedes dejar de usar acondicionadores para el cabello.

Los acondicionadores para el cabello son esenciales luego de lavar nuestra cabellera. Es un producto imprescindible en la rutina de cuidado capilar. Actualmente existen muchas opciones de acondicionadores de cabello. Tal vez esto te haga dudar sobre qué elección hacer. Es necesario que elijas entre los acondicionadores para cabello, aquel que se ajuste a tus requerimientos y necesidades. Pero para saber cuál elegir, es necesario conocer los tipos de acondicionadores que existen. En este artículo, te hablaremos sobre los acondicionadores para el cabello y sus tipos.

También te puede interesar: Mascarillas de mayonesa para el cabello

¿Qué función tienen los acondicionadores para el cabello?

Acondicionadores para el cabello

Nuestro cuero cabelludo genera un sebo natural que tiene la función de proteger nuestro cabello. Esta grasa nutre el folículo, aplana la cutícula, hidrata y da brillo a la cabellera. No obstante, el medio ambiente, el uso de químicos y aparatos de calor para amoldarlo, así como el lavado frecuente. Ayudan a disminuir el sebo natural de nuestra melena. Esto hace que la cutícula se abra, el cabello pierda brillo y se encrespe.

El acondicionador hace que las hebras que tienen carga negativa, se unan a la carga positiva de los tensoactivos del acondicionador. Por medio de sus agentes limpiadores. Esto recubre el cabello, alisa y suaviza la hebra. Ayudando a eliminar enredos y reforzando la cutícula.

Acondicionadores para el cabello

El champú ayuda a eliminar la suciedad y el exceso de grasa del cabello. Pero también puede eliminar parte del sebo natural que protege la cutícula. Esto puede provocar que el cabello se reseque, se encrespe y se rompa con facilidad.

El acondicionador ayuda a restaurar la hidratación y el brillo del cabello. Lo hace formando una capa protectora sobre la cutícula. Esta capa ayuda a alinear las escamas, lo que hace que el cabello sea más suave y brillante.

Es importante considerar las necesidades específicas del cabello. Si el cabello está dañado, se puede elegir un acondicionador con ingredientes reparadores. Si el cabello está encrespado, se puede elegir un acondicionador con ingredientes que reduzcan el frizz.

Beneficios de los acondicionadores para el cabello

Acondicionadores para el cabello

Los acondicionadores son productos cosméticos que se aplican después del champú para hidratar, suavizar y proteger el cabello. Son un complemento indispensable de la rutina de cuidado del cabello, ya que ayudan a mantenerlo sano y manejable.

Comenzar a usar acondicionadores para el cabello te brindará los siguientes beneficios:

  • Hidratación: El cabello está formado por una proteína llamada queratina, que es una fibra hidrofóbica. Es decir, que no se moja fácilmente. Sin embargo, la queratina puede absorber humedad del ambiente, pero también puede perderla fácilmente. El acondicionador ayuda a retener la humedad en el cabello, lo que lo mantiene hidratado y suave.
  • Desenredado: El cabello está formado por capas superpuestas llamadas cutículas. Cuando las cutículas están abiertas, el cabello se ve seco, quebradizo y con frizz. El acondicionador ayuda a cerrar las cutículas, lo que suaviza el cabello y le da un aspecto más brillante.
  • Protección: El cabello está expuesto a una serie de factores que pueden dañarlo. Como los rayos UV, el calor de las herramientas de peinado y la contaminación. El acondicionador ayuda a proteger el cabello de estos factores, lo que lo mantiene sano y fuerte.
  • Manejabilidad: El acondicionador ayuda a que el cabello sea más manejable y fácil de peinar. Esto se debe a que el acondicionador ayuda a suavizar las cutículas y a reducir el frizz.
  • Prevención de puntas abiertas: Las puntas abiertas son un signo de daño del cabello. El acondicionador ayuda a prevenir las puntas abiertas, al hidratar el cabello y sellar las cutículas.
  • Suavidad: El acondicionador ayuda a suavizar el cabello, lo que le da un aspecto más brillante y saludable.
  • Reducción del frizz: El frizz es causado por las cutículas abiertas del cabello. El acondicionador ayuda a cerrar las cutículas, lo que reduce el frizz.

Tipos de acondicionadores para el cabello

Acondicionadores para el cabello

A la hora de elegir los acondicionadores para el cabello, se deben tomar en cuenta varios factores. El tipo de cabello que tienes, que tan dañado está tu pelo, tu estilo de vida y cómo quieres que se vea tu cabellera. De acuerdo a eso harás la elección indicada.

Veamos cuáles son los tipos de acondicionadores que puedes elegir:

Acondicionadores aptos para todo tipo de pelo

Acondicionadores para el cabello

Los acondicionadores aptos para todo tipo de pelo son aquellos que no tienen ingredientes agresivos. Que puedan resecar o engrasar el cabello. Suelen contener ingredientes hidratantes. Como el aceite de coco, el aloe vera o la glicerina, y suavizantes, como el pantenol o el colágeno.

Algunos de estos acondicionadores para todo tipo de cabello son:

Acondicionadores regulares

Acondicionadores para el cabello

Son el mejor cuidado para el pelo, se pueden usar diariamente sin ningún riesgo. Los acondicionadores regulares deben colocarse en el pelo luego de lavarlo. Una limpieza profunda puede dejar el cabello sin su grasa natural. El acondicionador aporta una capa de grasa que da sedosidad y brillo a la fibra capilar.

Si usas champús naturales, sin sulfatos, de igual manera debes usar el acondicionador, este hará su función de cubrir y proteger la hebra. Puedes usarlo todos los días, solo debes cuidar que el aclarado no deje residuos de él.

Para aplicar un acondicionador regular, sigue estos pasos:

  • Lava tu cabello con champú como de costumbre.
  • Enjuaga bien tu cabello con agua tibia.
  • Aplica una cantidad generosa de acondicionador sobre tu cabello húmedo, desde las raíces hasta las puntas.
  • Masajea suavemente tu cabello con las yemas de los dedos durante unos minutos.
  • Deja actuar el acondicionador durante unos minutos, según las instrucciones del envase.
  • Enjuaga bien tu cabello con agua tibia.

Acondicionador profundo

Los acondicionadores profundos suelen ser las mascarillas para el cabello. Estas son más intensas y suelen dejar el cabello más espeso y pesado. Por ello, se recomienda usarlas una o dos veces por semana. Debes emplear estas mascarillas si ves tu cabello opaco, reseco, sin brillo. Igualmente, si lo sometes a aparatos de calor o la exposición al sol constante. Son productos que aplicas en el cabello y dejas actuar por algunos minutos antes de enjuagar.

Pueden ser usados por todos los tipos de cabellos. Si tu cabello es fino, aplica este tipo de acondicionador cada 15 días para evitar que deje tu cabello apelmazado o lo haga muy lacio. Usa el mismo acondicionador profundo durante tres meses y luego cambia a los regulares. Para dar un nuevo empuje de vitalidad a tu cabellera. Estos productos aportan una hidratación y nutrición más profunda.

Acondicionadores para el cabello sin aclarado

Los acondicionadores sin aclarado, también conocidos como leave-in conditioners. Son productos que se aplican en el cabello y se dejan actuar sin necesidad de enjuagar. Son ideales para todo tipo de cabellos, pero son especialmente beneficiosos para los cabellos secos, dañados o rizados. Se utilizan antes de peinar el cabello y no en el momento del lavado. Este tipo de acondicionadores proporciona más protección, desenreda más fácilmente y da más hidratación.

Es importante elegir un acondicionador sin aclarado que se adapte a las necesidades específicas de tu cabello.

Acondicionador alisador

Puede ser usado por todo tipo de pelos, pero en especial, por aquellos cabellos rizados. Suavizan la hebra capilar ayudando a controlar y manejar tu melena. A la vez, relaja y define mejor los rizos. Deben tener ingredientes hidratantes, suavizantes y nutritivos.

Los acondicionadores alisadores son generalmente seguros para usar, pero es importante leer las etiquetas cuidadosamente antes de comprar uno. Algunos acondicionadores alisadores pueden contener ingredientes que pueden irritar el cuero cabelludo o el cabello. Si tienes alguna inquietud sobre la seguridad de un acondicionador alisador, es mejor consultar con un dermatólogo o un estilista.

Acondicionadores según tu tipo de pelo

  • Cabello normal: Es un cabello que no es delgado, ni grueso, ni seco, ni graso. Este cabello no se aplasta, ni se esponja. Puedes emplear cualquier tipo de acondicionador. Aplícalo solo en las puntas. En temporadas frías colócalo en todo tu pelo.
  • Cabello delgado: Debes usar un acondicionador ligero, con una consistencia no tan espesa. Utiliza el acondicionador a diario, ya que tienes un cabello que se enreda con facilidad. Aplica de medios a puntas, sobre todo si tu cabello es graso.
  • Cabello grueso: Usa un acondicionador espeso que ayude a controlar el cabello grueso. Este tipo de cabello suele tener resequedad y mucho volumen. El acondicionador para alisar ayuda a disminuir la densidad. Si el cabello es grasoso en la raíz, colócalo sin llegar a ellas.
  • Cabello rizado: Debes aplicar acondicionadores con máxima hidratación. Elige el mejor acondicionador hidratante. Utiliza un acondicionador menos espeso para las raíces y otro más espeso para el resto de tu cabellera.
  • Cabello teñido: Elige un acondicionador con proteínas. Además, debes usar un champú y acondicionador que sea especial para tratamientos químicos. Cuando aplicas un tinte, la estructura capilar cambia completamente, así como la textura de la hebra del cabello. Este debe tener la capacidad de reparar y cubrir el daño ocasionado por los químicos, además de hidratar el pelo.

Comienza a usar acondicionador, según tu tipo de necesidad y verás como tu pelo mejora y se mantiene protegido de una manera asombrosa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *