Alopecia Femenina, tipos y tratamientos

Alopecia Femenina

Actualmente nuestro cabello es algo más que una protección contra los factores ambientales y una ayuda para definir rasgos faciales. Nuestro cabello encarna nuestra personalidad e identidad, sirviendo como escaparate de nuestro estilo, salud y en algunos casos los problemas ocasionales. Cuando comenzamos a sentir como el cabello va debilitándose y cayéndose en una mayor cantidad de la normal empezamos a alarmarnos. Surgiendo la pregunta de si estamos sufriendo alopecia y cuál de todos los tipos de alopecia femenina podemos estar sufriendo. 

La alopecia en las mujeres es un problema mucho más grave que en el caso de los hombres. Los pacientes con alopecia femenina tienen más probabilidades de experimentar una mayor presión social y sufrir daños psicológicos graves que aquellos que sufren alopecia masculina. Existen varios tipos de alopecia femenina y cada una de ellas tienen sus propias características y causas. Dependiendo del tipo de alopecia femenina podemos encontrarnos que no tengan tratamiento, siendo un problema permanente para la paciencia. En este artículo vamos a informarte de todo lo que necesitas para enfrentarte a este problema capilar.

También puede interesarte: Bicalutamida para la alopecia femenina

Alopecia Femenina, tipos y tratamientos

Alopecia Femenina

Hay varios tipos de alopecia femenina, con sus propios síntomas y causas, además de contar con sus propios tratamientos. Saber cómo identificarlas es la única manera de poder saber cuándo debes ir a un especialista para que pueda ayudarte con tu problema. Realizando un diagnóstico exacto de cuál es el problema capilar que sufres. Si es algún tipo de alopecia podrá guiarte durante todo el proceso para recuperar tu cabello y autoestima. 

Alopecia Androgénica

Alopecia Femenina

La alopecia androgénica, también conocida como calvicie común, es el tipo de alopecia más común que existe. Puede presentarse tanto en hombres como en mujeres. La calvicie común es causada por una combinación de factores genéticos y la existencia de hormonas androgénicas. La dihidrotestosterona o DHT es la que más frecuente se presenta en los casos de esta alopecia femenina. 

De todas las formas de alopecia, esta es la más frecuente en las mujeres, afectando al 40% de las mujeres mayores de 50 años. La alopecia androgénica puede desarrollarse en mujeres menores de 50 años, pero en un porcentaje mucho menor.

Síntomas

El primer síntoma que suelen identificar las persona que sufren este tipo de alopecia femenina es la pérdida de calidad del pelo. Se vuelve más fino y débil, perdiendo incluso su brillo natural. La minimización del pelo conduce a que se produzca una disminución de la densidad del cabello. En algunos casos el cuero cabelludo puede experimentar picazón y enrojecimiento. Además, puede producir un exceso de sebo y aparecer caspa. 

La caída excesiva del cabello a lo largo del día suele acumularse en la almohada, en el sumidero de la ducha, mientras lo peinas o simplemente al pasar la mano por él. En este tipo de alopecia femenina afecta inicialmente la parte frontal y las sienes. 

Tratamiento

El tratamiento más usado durante las fases iniciales de la enfermedad son el uso de medicamentos tópicos u orales, estos bloquean las hormonas androgénicas. Los fármacos más habituales son el minoxidil o el finasteride. Es probable que sea necesario un injerto capilar para reponer las zonas perdidas si la enfermedad se detecta en un estadio más avanzado. 

Capilclinic ofrece los tratamientos de injerto capilar más eficaces para quienes los necesitan. Utilizando técnicas modernas para poder dar los mejores y más naturales resultados a sus pacientes.

Alopecia Areata

Alopecia Femenina

De los tipos de alopecia femenina esta es una en que las causas no están claramente definidas. El estrés puede ser la causa, además de que una enfermedad autoinmune también puede llegar a serlo. En este último escenario, el sistema inmunológico ataca los folículos pilosos.

Síntomas

No es muy difícil diagnosticar la alopecia femenina con esta afección, ya que la caída del cabello provoca la formación de calvas redondeadas en la cabeza. Cuando los síntomas comienzan a presentarse se debe consultar a un médico para determinar la causa. Al descubrir esta alopecia, puede darse a cada paciente el tratamiento más eficaz.

Tratamiento

Los folículos pilosos afectados no se destruyen y, como resultado, el cabello puede volver a crecer. En el futuro, los pacientes suelen sufrir recaídas. Puede ser prescrito por el especialista un tratamiento de corticosteroides, antralina y terapia con luz ultravioleta.

Alopecia por Tracción

Cuando las mujeres no mantienen adecuadamente el cuidado de su cabello, pueden experimentar este tipo de alopecia femenina. Esto se debe a no dejar de hacer peinados apretados durante un período prolongado. Estos tiran del pelo con fuerza durante periodos largos de tiempo y terminan dañando los folículos pilosos. 

El cabello se va perdiendo por zonas de manera gradual y en caso de no tratarse puede llegar a expandirse rápidamente por toda la cabeza.

Síntomas

No es complicado que el cabello se caiga y aparezca en las herramientas que se utilizan para aumentar la presión. Además, al soltar el peinado de apretado el cabello puede quedarse en el cepillo al peinarlo.

Tratamiento

Si se descubre a tiempo solo necesitarás dejar de usar los peinados con tracción, además de usar tratamientos tópicos que fortalecen tu cabello. De esta manera se puede prevenir y tratar este tipo de alopecia femenina.

Alopecia Cicatricial

Las cicatrices aparecen en la cabeza por diversas causas. Los folículos pilosos pueden destruirse, el cabello desaparece y nunca más volverá a crecer.

Síntomas

Esta alopecia femenina es la más aleatoria en su origen. Las cicatrices pueden manifestarse en el cuero cabelludo de varias maneras, incluidas infecciones graves, enfermedades o lesiones autoinmunes.

Tratamiento

Este tipo de alopecia femenina se trata con el uso de antiinflamatorios y antibióticos en los casos leves. Pero en los casos más graves el paciente puede llegar a necesitar un injerto capilar.

Impacto emocional de la enfermedad en la mujer

Todos los tipos de alopecia femenina tienen un efecto secundario y muy importante en común, el fuerte impacto emocional en ellas. El problema no es sólo la apariencia, sino también un importante revés para la confianza y la autoestima. La forma en que las mujeres se expresan y su apariencia ante los demás está determinada en gran medida por el cabello. 

Es fundamental tener una imagen positiva dentro y fuera del trabajo. Cuando experimentan condiciones desfavorables como caída del cabello o calvicie. Un número importante de personas experimenta un grave retroceso emocional en su confianza y autoestima. Puede llevarlas desde la negación a la frustración, pasando por una tristeza y un miedo abrumador.

Sentimientos que se fortalecen cuando surge el estigma y la incomprensión de quienes nos rodean. La búsqueda de tratamientos eficaces para la alopecia femenina puede resultar ardua y desmotivadora, especialmente si se consideran los diferentes tipos de caída del cabello. Un periplo que pone a prueba su capacidad para ser paciente y su resistencia mental y física. 

El ánimo puede sufrir por la presencia de individuos con baja madurez emocional y en los distintos entornos sociales, personales y laborales. Para poder gestionar este malestar emocional es fundamental buscar la ayuda de un profesional. El cual te dará apoyo, educación y varias opciones para que puedas sobrellevar la alopecia femenina. 

Los expertos han concluido que la presencia de empatía, conocimiento y comprensión de la alopecia es fundamental para el manejo de este trastorno. Un proceso de sanación física y emocional.

Prevención y cuidado del cabello

La prevención de diversas formas de alopecia en las mujeres depende principalmente del cuidado regular del cabello. Los expertos recomiendan una lista de medidas preventivas para prevenir la alopecia: 

  • Champús suaves: Para el cuidado del cabello los expertos recomiendan utilizar un champú suave que no irrite el cuero cabelludo, usándolo cada dos o tres días. Asegúrate de utilizar el champú adecuado para tu cabello. 
  • Evita tratamientos químicos agresivos. Los tratamientos químicos agresivos, como los tintes para el cabello con amoníaco o las permanentes, pueden dañar el cabello y el cuero cabelludo. Manténgase alejado de ellos lo mejor que pueda.
  • Realiza una dieta equilibrada. Consumir una dieta rica en vitaminas y minerales puede ayudar a mantener la salud del cabello, además de mejorar todo tu organismo También beneficiará a tu cabello y cuero cabelludo. El consumo de alimentos ricos en vitamina C y D también debe incluir suficiente zinc y hierro.
  • Reduce el estrés. Eliminar los niveles de estrés por completo es imposible, ya que el estrés es una respuesta natural a nivel de supervivencia de nuestro cerebro. Es imposible controlar todos los factores que lo causan. El estrés no es perjudicial, pero puede dañar el cabello si sufrimos altos niveles de éste de manera continuada. Puedes bajar estos niveles practicando yoga, meditación, deportes o realizando algún hobby.

Productos recomendados

Numerosos productos están destinados a fortalecer nuestro cabello y prevenir la alopecia. Estos son los recomendados por los expertos como la mejor opción: 

  • Champú fortificante. El champú VilanoLabs es un excelente ejemplo de champús fortificantes. Es una fórmula que no sólo fortalece el cabello desde la raíz, sino que también promueve un cuero cabelludo saludable.
  • Suplementos nutricionales. Una gama de complementos alimenticios para complementar una dieta saludable que ofrece nutrientes esenciales adicionales para tu cabello.
  • Serums y aceites capilares. Los sueros y aceites capilares pueden mejorar la nutrición y la circulación del cuero cabelludo. 

La mejor forma de prevenir la alopecia femenina es siempre mediante la prevención. Además de eso ayudará a combatir el avance de la alopecia femenina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *