Alopecia frontal fibrosante, causas y síntomas

Alopecia frontal fibrosante - mujer asiática desesperada por la falta de cabello debido a una alopecia frontal fibrosante

La alopecia frontal fibrosante es una afección dermatológica que afecta principalmente a las mujeres antes de la menopausia. Está caracterizada por un desprendimiento en la línea frontal y la frente. También puede presentar un patrón de cicatrización. Tal enfermedad ha generado un creciente interés en la comunidad médica. Esto, debido a su impacto en la calidad de vida de quienes la padecen. En este artículo, detallaremos qué es la alopecia frontal fibrosante, causas y síntomas.  

Es cierto que se desconocen las causas exactas de la alopecia frontal. Sin embargo, su diagnóstico temprano y tratamiento adecuado son fundamentales para su manejo. Esta condición puede generar una preocupación significativa. Ya que, el cabello desempeña un papel crucial en la percepción de la identidad personal y la autoestima. Su impacto emocional y físico la convierte en un tema de interés tanto para los pacientes como para los profesionales médicos.  

¿Qué es la alopecia frontal fibrosante? 

Alopecia frontal fibrosante - mujer blanca mirándose en el espejo comprobando como la línea del cabello va retrocediendo

La calvicie fibrosante es un problema de la piel que principalmente afecta a mujeres después de la menopausia. Aunque, es verdad que también puede suceder en hombres.  

Se caracteriza por la pérdida gradual de cabello en la parte delantera de la cabeza. Lo que hace que la línea del cabello retroceda y, a veces, incluso se pierda todo el cabello en esa área. Esto suele ocurrir lentamente con el tiempo, pero puede variar mucho de una persona a otra. 

La piel en estas áreas puede estar inflamada y con señales de cicatrización. Lo que se puede ver fácilmente o mediante un examen médico. A nivel celular, hay cambios específicos en la piel afectada, como: 

  • Pérdida de folículos pilosos. 
  • Endurecimiento de la piel (fibrosis). 
  • Células inflamatorias presentes en la capa más profunda de la piel (dermis).  

Estos cambios son cruciales para distinguir esta afección de otras causas de pérdida de cabello. Además de la pérdida de cabello visible, la alopecia frontal fibrosante puede afectar emocionalmente a quienes la padecen. Reduciendo notablemente su autoestima y su calidad de vida. La pérdida de cabello, especialmente en zonas tan visibles como la frente, puede generar estrés y afectar la seguridad

Aunque esta condición puede aparecer sola, a veces está relacionada con otras condiciones médicas. Como el liquen plano pilaris y el síndrome del ovario poliquístico. Entender estas asociaciones es importante para evaluar y tratar a las personas afectadas por esta enfermedad. 

Causas de la alopecia frontal fibrosante 

alopecia frontal fibrosante - cadenas de cromosomas del ADN, representación de la carga genética de la enfermedad

Aún no se sabe con certeza qué causa la alopecia frontal fibrosante. Parece estar relacionada con cambios hormonales, especialmente porque suele afectar a mujeres después de la menopausia.  

Se cree que hay un doble proceso implicado. Por un lado, el sistema inmunitario ataca al propio cuerpo, incluyendo los folículos pilosos. Por otro lado, hay factores hormonales involucrados. Además, parece haber una predisposición genética. Ya que, al menos el 10% de las personas con esta condición tienen un familiar afectado. 

La inflamación causada por este ataque inmunológico puede llevar a la pérdida del cabello si no se controla a tiempo. Los análisis también sugieren que hay una mayor incidencia de esta enfermedad en mujeres con menopausia temprana. O, que han pasado por una histerectomía. 

Aunque estas son algunas ideas, todavía hay muchas incógnitas sobre las causas de esta afección. Por lo que no se puede descartar la posibilidad de que también están involucrados factores ambientales. 

Síntomas de la calvicie fibrosante 

alopecia frontal fibrosante - mujer rascándose la cabeza por picores en el cuero cabelludo

Como ya se mencionó, la alopecia frontal fibrosante es una condición en la que se desconoce la causa exacta. Se cree que factores autoinmunes y hormonales pueden estar involucrados, pero aún no se sabe por qué se manifiesta. 

Se piensa que, durante la menopausia, la disminución de los niveles de estrógeno puede alterar la regulación del ciclo del cabello. Lo que provoca procesos inflamatorios y la aparición de la enfermedad. 

En cuanto a la actividad del sistema inmunitario, se ha observado una mayor incidencia de otros trastornos, lo que respalda esta teoría. Estamos hablando de trastornos como el vitíligo y la disfunción tiroidea.  

La alopecia frontal fibrosante es más común en mujeres postmenopáusicas y se caracteriza por una pérdida de cabello particular. Se puede observar un retroceso en la línea del cabello en la parte frontal. La cual, gradualmente avanza hacia la parte posterior. También puede afectar la zona occipital. 

Otro síntoma común es la pérdida de vello en las cejas, que se presenta en al menos el 75% de los casos. Este suele ser uno de los primeros síntomas de esta enfermedad. En algunos casos, también puede llevar a la caída de pestañas, vello facial y/o corporal. Lo que indica un pronóstico más grave. 

En algunos casos, la alopecia frontal fibrosante puede ser asintomática. Aunque se sabe que al menos un tercio de los pacientes pueden experimentar picazón o incluso dolor en el cuero cabelludo.  

Diagnóstico 

mujer blanca realizándose un examen capilar en la consulta del dermatólogo

El diagnóstico de la alopecia frontal fibrosante se logra mediante el examen visual y dermatoscópico, a veces con biopsia. Sin embargo, un dermatólogo con experiencia puede diagnosticarla sin necesidad de biopsia.  

Es importante realizar una evaluación detallada, ya que puede estar relacionada con la alopecia androgénica y problemas tiroideos. Se recomienda un análisis de sangre para verificar la función tiroidea. No siempre es necesaria la biopsia. El diagnóstico puede hacerse con síntomas y pruebas visuales, pero se considera si hay dudas.  

La alopecia progresa lentamente y puede tener períodos de remisión. Una vez que hay tejido cicatricial, la pérdida de cabello es irreversible. En casos graves, pueden perderse pestañas, vello corporal y aparecer protuberancias rojas. Si surgen estos síntomas, se pueden considerar tratamientos orales. 

Tratamiento de la alopecia fibrosante 

mujer en la consulta del dermatólogo recibiendo un tratamiento de inyecciones para su problema capilar

En la alopecia frontal fibrosante, no hay una cura definitiva, pero algunos tratamientos médicos pueden detener o ralentizar su avance. Estos tratamientos suelen incluir medicamentos como dutasterida y finasterida. Aunque no siempre están cubiertos por la Seguridad Social y pueden requerir años de uso. 

Aunque estos medicamentos no están específicamente indicados para la alopecia, hay evidencia científica de su eficacia. Sin embargo, las mujeres en edad fértil deben evitarlos debido al riesgo de embarazo. Además, se pueden usar terapias antiinflamatorias locales, como microinyecciones de triamcinolona, para detener la progresión de la enfermedad. 

Otros tratamientos incluyen antiinflamatorios y minoxidil, pero su uso debe ser indicado por un médico. En casos más graves, pueden ser necesarios medicamentos como isotretinoína, hidroxicloroquina o pioglitazona. Si la pérdida de cabello es irreversible, se pueden considerar opciones cosméticas como la micropigmentación o sistemas capilares fijos FAS. Los cuales, permiten una vida normal sin tener que quitarlos. 

El trasplante capilar puede ser útil para pacientes con la enfermedad estabilizada y áreas pequeñas afectadas. Pero el cabello trasplantado puede caerse después de unos años. Es crucial acudir con un especialista para establecer la mejor opción en cada caso

Consejos para manejar la alopecia frontal 

mujer blanca en la consulta del dermatólogo en una revisión de su cuero cabelludo

Manejar esta condición puede ser desafiante. Por lo que es importante trabajar de cerca con un dermatólogo o especialista en cabello para desarrollar un plan personalizado. Aquí tienes algunos consejos para manejar la alopecia frontal fibrosante: 

Consulta a un dermatólogo especializado 

Es importante conseguir un diagnóstico exacto y un plan de tratamiento apropiado. Un dermatólogo especializado en trastornos del cabello puede proporcionar el mejor asesoramiento y opciones de tratamiento para tu caso específico. 

Tratamiento médico 

paciente que sufre esta enfermedad recibiendo un tratamiento para reducir la inflamación del cuero cabelludo

El tratamiento médico puede incluir corticosteroides tópicos o inyectados en el cuero cabelludo. Esto ayudará a reducir la inflamación y detener la progresión de la pérdida de cabello. También se pueden prescribir otros medicamentos, como minoxidil o finasterida, para estimular el crecimiento del cabello o prevenir su pérdida. 

Cuidado del cabello 

Procura no usar productos químicos nocivos, como tintes para el pelo o tratamientos alisadores. Los cuales, podrían empeorar la inflamación y la pérdida de cabello. Elige productos de delicada formulación, que sean naturales y que no irriten el cuero cabelludo. 

Protección solar 

mujer en la playa con un sombreo de paja para proteger el cabello del sol

La piel expuesta debido a la pérdida de cabello puede ser más susceptible a daños por el sol. Usa protector solar en el cuero cabelludo. Además, considera usar sombreros o pañuelos para proteger la piel expuesta cuando estés al aire libre. 

Suplementos nutricionales 

Algunos suplementos, como biotina, hierro y vitaminas D y E pueden promover la salud capilar y ayudar en el crecimiento. Recuerda que siempre es importante hablar con un especialista antes de comenzar a usar cualquier suplemento. Esto, para asegurarte de que sea seguro y adecuado para ti. 

Disimular la calvicie 

Si estás preocupado por la apariencia de la pérdida de cabello, puedes probar diferentes técnicas de camuflaje. Cómo maquillaje para el cuero cabelludo, pelucas o extensiones de cabello. Esto ayudará a ocultar la pérdida de cabello y mejorar tu confianza. 

Apoyo emocional 

La pérdida de cabello puede ser emocionalmente difícil de manejar. Consigue apoyo emocional de amigos, familiares o grupos de apoyo en línea. En estos grupos de apoyo podrás conectar con otras personas que están sufriendo experiencias similares. 

Monitoreo regular 

La AFF puede ser una condición progresiva. Por lo que es importante monitorear regularmente la salud de tu cuero cabelludo y la densidad del cabello. Mantén citas regulares con tu dermatólogo para ajustar tu plan de tratamiento según sea necesario. 

Debes tener en cuenta que cada caso de alopecia frontal fibrosante es único. Por lo que es importante trabajar con un profesional médico para desarrollar un plan de tratamiento personalizado. El cual, debe adaptarse a tus necesidades individuales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *