Ansiedad y caída del pelo, como afecta

ansiedad y caida del pelo

La ansiedad es una condición que puede afectar muchas partes del cuerpo. Sus síntomas se presentan de manera física, logrando confundir a la persona que lo padece. Debido a estos síntomas, la ansiedad y caída del pelo guardan una estrecha relación. Por lo que un estado ansioso, puede presentarse seguido de la pérdida de pelo. Notarás que el pelo cae en más cantidad y que pueden aparecer claros. La buena noticia es que es algo temporal.

Aunque la ansiedad y caída del pelo vayan de la mano. No debes asustarte, ni aumentar más la preocupación propia de la afección. Por el contrario, debes buscar soluciones para bajar el estrés y la ansiedad. De esta manera, verás como la caída del cabello se frena y comienza de nuevo a salir. Para que entiendas más claramente, en este artículo te hablaremos de la ansiedad y caída del pelo como afecta.

También te puede interesar: Alopecia retrógrada ¿Qué es?

¿Ansiedad y caída del pelo, tienen relación?

ansiedad y caída del pelo

La respuesta corta es sí, la ansiedad y caída del pelo están relacionadas. La ansiedad es un estado de inquietud, preocupación o nerviosismo que puede tener un impacto significativo en nuestro cuerpo. Cuando estamos ansiosos, nuestro cuerpo libera una serie de hormonas, como el cortisol, que pueden afectar el crecimiento del cabello.

El cortisol es una hormona que juega un papel importante en el manejo del estrés. Sin embargo, cuando se produce en exceso, puede tener efectos negativos en el cuerpo, como la pérdida de cabello. El cortisol puede debilitar los folículos pilosos, lo que hace que el cabello se caiga más fácilmente.

La ansiedad también puede afectar el ciclo de crecimiento del cabello. El cabello crece en tres fases: anágena, catágena y telógena. La fase anágena es la fase de crecimiento. La fase catágena es la fase de transición y la fase telógena es la fase de reposo.

ansiedad y caída del pelo

Un estado ansioso puede acortar la fase anágena, lo que hace que el cabello se caiga antes de lo habitual. También, el estrés puede provocar que los folículos pilosos entren en la fase telógena antes de tiempo. Esto significa que el cabello se caerá antes de lo previsto.

En algunos casos, la ansiedad puede causar una forma más grave de pérdida de cabello llamada alopecia areata. La alopecia areata es una condición autoinmune que provoca que el sistema inmunitario ataque los folículos pilosos.

Las personas que sufren de ansiedad pueden tener dificultades para dormir, comer una dieta saludable o hacer ejercicio. Estos factores pueden contribuir a la pérdida de cabello.

Si nota una pérdida repentina o inusual de cabello, es importante hablar con un médico. El médico puede determinar la causa de la pérdida de cabello y recomendar un tratamiento adecuado.

¿Qué es la ansiedad?

ansiedad y caída del pelo

La ansiedad es un estado emocional común y normal. Las personas sienten ansiedad en situaciones de incertidumbre o estrés. Todos alguna vez nos hemos sentido ansiosos, ya sea porque tenemos que exponernos ante un público o solucionar un problema. Estos estados son temporales y nos permiten mantenernos alerta para adaptarnos a cada situación.

Los síntomas físicos de la ansiedad pueden incluir:

  • Palpitaciones cardíacas.
  • Sudoración.
  • temblores.
  • Sensación de mareo.
  • Náuseas.
  • Dificultad para respirar.
  • Dolores de cabeza.
  • Calambres musculares.

Los síntomas emocionales de la ansiedad pueden incluir:

  • Miedo.
  • Preocupación.
  • Inquietud.
  • Irritabilidad.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Problemas para dormir.
  • Aislamiento social.

El problema sucede cuando este estado se alarga o aparece sin motivo aparente. Es cuando comienza a dar señales físicas. Los síntomas suelen ser bastante molestos y logran incluso cambiar el estilo de vida de una persona. Uno de los síntomas es la ansiedad y caída del pelo. La ansiedad por largo periodo, puede hacer que exista el desprendimiento capilar.

Aquí hay algunos consejos para ayudar a controlar la ansiedad y reducir el riesgo de pérdida de cabello:

  • Adquiera técnicas de afrontamiento saludables: El ejercicio, la meditación y otras técnicas de relajación pueden ayudar a reducir el estrés y la ansiedad.
  • Busque apoyo social: Hablar con amigos, familiares o un terapeuta puede ayudar a aliviar la tensión y el estrés.
  • Cuide su salud física: Comer una dieta saludable, dormir lo suficiente y hacer ejercicio regularmente pueden ayudar a mantener un sistema inmunológico fuerte. Evitando la ansiedad y caída del pelo.

Si la ansiedad está afectando su vida, busque ayuda profesional. Un terapeuta puede ayudarlo a desarrollar estrategias para manejar la ansiedad y reducir el riesgo de complicaciones físicas. Como la pérdida de cabello.

¿Cómo reconocer que esta es la causa?

El cabello se cae por diversos motivos. Puede tratarse de alopecia androgénica, la causa puede ser por déficit en la alimentación, anemia. También, problemas en la tiroides, falta de hierro y problemas mentales, como la ansiedad. Además del desprendimiento capilar que surge por un estado de ansiedad prolongado. Existen 3 estados psicológicos en los que la ansiedad forma parte de los síntomas y que producen la pérdida de cabello.

Alopecia nerviosa

ansiedad y caída del pelo

El pelo comienza a caerse debido a un exceso de tensión o ansiedad. Puede incluso afectar hasta el 70% de los folículos capilares. Cuando se padece de alopecia nerviosa, pueden verse comprometidos incluso el área occipital y laterales de la cabeza. Zona donde por lo general el cabello no se cae. Es un desprendimiento de la hebra capilar que sucede en toda la cabeza de forma homogénea y es el estado psicológico donde la ansiedad y la caída del pelo guardan más relación.

Efluvio telógeno

ansiedad y caída del pelo

Se trata de una alteración que provocan el estrés y ansiedad en el ciclo normal del crecimiento del cabello. La afección consiste en que una cantidad considerable de folículos se quedan en la fase de reposo. O sea, el cabello se cae y deja de crecer durante un tiempo prolongado, que puede llegar incluso a alcanzar los tres meses.

Tricotilomanía

Otro trastorno que se asocia con la ansiedad y caída del cabello. Es un trastorno compulsivo en el cual, la persona se arranca el cabello. Logrando una desigualdad en la densidad capilar. Dejando claros en algunas partes de su cabeza. Es una afección que no solo provoca que el individuo arranque el cabello de su cabeza. También puede hacerlo de barba, cejas e incluso de otras personas. No se trata de una pérdida de cabello, porque el mismo este enfermo.

Es el paciente quien arranca su cabello. Muchas veces al arrancarlo, siente que su ansiedad se calma y por ello le cuesta tanto dejar de hacerlo. Es una enfermedad que causa mas frustración y ansiedad a la persona. Ya que esta consiente de su comportamiento muchas veces, otras no lo está, pero no sabe y no puede detenerse.

¿Es temporal?

Afortunadamente si es una enfermedad reversible y temporal. Para recuperar el cabello perdido, es necesario atacar el problema que causa la ansiedad. Se debe estabilizar el nivel de ansiedad, para que esto deje de afectar el cuero cabelludo. Una vez que sucede el ciclo de crecimiento del pelo, se normaliza y el cabello vuelve a crecer.

Es conveniente buscar un especialista que trate el problema de ansiedad. Pero también, un tricólogo que oriente a la persona para que emplee los productos y cuidados adecuados para la recuperación de su cabellera. Lo más apropiado es ir con los especialistas tan pronto comiencen a notarse los síntomas. Es importante porque tardará menos el cabello en recuperarse. Pero también, porque la sanidad mental es importante, y buscar ayuda evitará que sea más grave.

Sanar la depresión y ansiedad no es fácil, pero un profesional podrá diagnosticar y tratar el problema, consiguiendo la solución y devolviéndole la tranquilidad. A través de las herramientas que pondrá en tus manos, para que aprendas a controlar la afección y a bajar sus niveles cuando sea necesario.

Ansiedad y caída del pelo ¿Hay un tratamiento?

Aunque el tratamiento principal es controlar los estados de ansiedad. Una vez que esto sucede, hay diversos tratamientos que te ayudarán a recuperar tu cabellera. Haciendo que el cabello vuelva a nacer más fortalecido.

  • Tratamiento PRP: Se extrae sangre del paciente para separar el plasma a través del centrifugado. Este plasma junto a Dutasterida, se aplica al paciente, con microinyecciones. Dando fortaleza al cuero cabelludo y a la hebra capilar. Haciendo que el pelo crezca nuevamente sano, más grueso y fuerte.
  • Mesoterapia capilar: Es otro tratamiento que consiste en una mezcla de sustancias que ayudan a dar fuerza y vitalizar la hebra capilar. Se aplica a través de microinyecciones y ayuda a fortalecer el cabello que viene creciendo.
  • Minoxidil tópico: Este medicamento es un vasodilatador que ayuda a aumentar el flujo sanguíneo al cuero cabelludo. Esto puede ayudar a estimular el crecimiento del cabello.
  • Finasterida: Este medicamento es un inhibidor de la 5-alfa reductasa, una enzima que ayuda a convertir la testosterona en dihidrotestosterona (DHT). La DHT es una hormona que puede causar la caída del cabello.
  • Trasplante capilar: Este procedimiento quirúrgico implica extraer folículos pilosos sanos de una parte del cuero cabelludo y trasplantarlos a una zona despoblada.

El mejor tratamiento para la caída del cabello causada por la ansiedad dependerá de la gravedad y causa subyacente. Si está experimentando caída del cabello, es importante consultar a un médico o dermatólogo para determinar la causa. Él te guiará en el mejor tratamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *