Cabello mixto y sus cuidados

cabello mixto y sus cuidados - mujer joven mirando con desesperación su cabello encrespado

Cuando hablamos de cuidado capilar, es normal mencionar el pelo seco o el cabello graso, como problemas a tratar. Sin embargo, poco se menciona al cabello mixto. Aunque parezca un tipo de melena poco frecuente, la realidad es que es más común de lo que pensamos. Es posible que tu cabellera acumule grasa en la raíz y sea muy reseco en las puntas y no sepas cómo atenderla. Para quienes cuentan con estas características, a continuación, hablaremos del cabello mixto y sus cuidados.

Entendemos que lidiar con este tipo de pelo puede convertirse en una pesadilla. Pero, por fortuna, no es imposible de tratar para mantenerlo en buen estado. La mayoría de problemas capilares pueden estar relacionados al estrés, una mala alimentación, problemas hormonales o una exposición solar prolongada. Estos factores alteran el equilibrio del cabello y lo llevan a producir demasiada grasa en una zona, sin que se mantenga en toda la melena.

Este problema no tiene que ser un dolor de cabeza para ti. En este post encontrarás las mejores formas de cuidar este tipo de cabello. Cada consejo te ayudará a equilibrar el estado de la melena y olvidarte de su naturaleza mixta.

Cambia de champú para cuidar el cabello mixto

cabello mixto - El champú se vierte de la botella en la palma de la mano

Es posible que tu pelo siempre haya presentado estas particularidades y pienses que no es necesario usar productos diferentes. Pero es importante echar un vistazo a los componentes de tu champú, para comprobar que sean adecuados para este tipo de pelo. Conviene, además, cambiar los cosméticos cada cierto tiempo, para evitar que el cabello se acostumbre a sus efectos. Evita hacer uso de un champú hidratante, en cambio, escoge alguno indicado para controlar la grasa y refrescar el cuero cabelludo. Usa en cambio, sérum o acondicionador para hidratar solo las puntas.

Para regular la hiperproducción de sebo, un champú con extracto de regaliz o de ortiga, resulta muy efectivo. Estos se encargan de mantener la raíz sin grasa más tiempo. También, componentes como la arcilla, el limón o la menta, servirán para alcanzar un equilibrio capilar. No solo evitan el sebo excesivo, además, aumentan el volumen de la melena.

Si tienes el cabello mixto cuida especialmente tus puntas

cabello mixto - mujer arreglándose el cabello con cara de preocupación

Cuidar un cabello mixto puede resultar bastante ambiguo, por su naturaleza grasosa y reseca al mismo tiempo. Es normal presentar mucha humedad en la parte superior, mientras que las puntas se muestran como paja. Por esto, es importante cuidar principalmente esta parte de la melena, con los productos adecuados. Tomando las precauciones necesarias para evitar que se produzca una hidratación excesiva en el área de la raíz.

Solo debes procurar hidratar la zona del cabello que lo requiera. Que en estos casos suele ser de la mitad del cabello hacia abajo. No debe permitirse que los productos hidratantes hagan contacto con el cuero cabelludo para que no existe una hiperproducción sebosa.

El cabello mixto solo debe recibir hidratación en la zona que así lo requiere. Entonces, tanto la línea del pelo, como el resto del cuero cabelludo, deben mantenerse fuera de este cuidado. Las puntas secas tienden a quebrarse con facilidad y, por ello, resulta tan importante atenderlas.

Cuida tu cabello al momento de colocar un producto hidratante y también al peinarlo. Intenta no extender estos cosméticos con el peine, hasta la raíz. Usa diferentes cepillos y peines para cada parte del cabello. Puede parecer exagerado, pero minimizará el riesgo de aumentar el problema.

Evita usar productos para peinar el cabello mixto

cabello mixto - fijación de peinado de mujer rubia con laca para el cabello en un salón de belleza

En el mercado se encuentra una gran diversidad de productos para peinar el cabello, como la espuma, la laca, los sprays, gel, entre otras cosas. Si lo que buscas es equilibrar nuevamente tu melena, lo mejor será prescindir de estos cosméticos. Cada uno de ellos dejará suciedad en el cuero cabelludo, haciendo que este comience a producir más sebo. También son productos con alto contenido de alcohol que debilita el cabello, haciéndolo quebradizo.

Lo preferible será limitarse al uso de champú y acondicionador. Evitando utilizar herramientas de calor como secadores o planchas. Dejando que el pelo seque al natural con el aire. En caso de no poder prescindir de ellos, no se debe olvidar aplicar un protector térmico para evitar la excesiva resequedad en las puntas.

Mantén limpio tu cepillo para cuidar este tipo de pelo

Rutina nocturna de golpes de cabello de mujer de vista lateral

Por lo general, tendemos a prestar gran atención al cuidado del rostro, vigilando lavar bien los implementos usados para el maquillaje y la limpieza facial. Pero cuando se trata del cabello, no se tienen los mismos cuidados. Poco se suele limpiar el cepillo del pelo, que además de acumular cabello perdido, también retiene suciedad y grasa. Pudiendo provocar mayor producción de sebo, e incluso, enfermedad del cuero cabelludo. Lo mejor, será limpiar muy bien este implemento cada 15 días.

Quita todos los cabellos que se encuentren enredados en él. Llena el lavabo con un poco de agua y aplica champú en esta. Posteriormente, coloca el cepillo boca abajo y déjalo remojar una hora o más si así lo deseas. Luego, utiliza agua limpia y enjuágalo.

Procura mantener el pelo mixto recogido con mayor frecuencia

Hermosa modelo morena linda en ropa casual de verano sin maquillaje

La grasa producida por nuestro cuero cabelludo, también puede ir en aumento debido al peinado que utilicemos. Cuando el pelo está suelto, el movimiento hará que se produzca mayor cantidad de sebo. Esto también por el roce constante de las puntas con la ropa, haciendo además que se vuelvan quebradizas. Al no tener la melena recogida, la necesidad de tocarla es mayor, ensuciándola con más rapidez.

Cuando se lleva el cabello recogido, las posibilidades de sufrir estos problemas se reducen en un gran porcentaje. Entonces, el cabello se mantiene limpio por más tiempo, se minimiza la posibilidad de rozar demasiado con las puntas y la grasa no se produce con tanta facilidad. Unido a los trucos anteriores, esta es una muy buena forma de cuidar el cabello mixto. Ayudándolo a alcanzar un equilibrio, en el que la raíz no se mantenga tan sebosa y las puntas consigan hidratarse un poco más. Con la finalidad de lucir una cabellera hermosa, pero ante todo, saludable.

Errores en el cuidado

Son varios los errores que las personas cometen con el cabello mixto y sus cuidados y nosotros queremos mostrarte alguno de ellos.

Lavarse el pelo excesivamente

Por el aspecto graso de las raíces, con frecuencia creemos que debemos lavarnos el cabello todos los días. Sin embargo, esta es la peor opción que podemos tomar a la hora de cuidar un cabello mixto. Esto es debido a que los lavados repetidos tienden a dañar la piel del cuero cabelludo. Lo que produce la reacción del cuero cabelludo de producir más sebo para protegerse

De esta manera lo que conseguimos es que las puntas se resequen y se abran aún más. Aumentando un problema en vez de solucionarlo.

Uso exclusivo de productos para cabello seco

Tu cabello mixto necesita de cuidados especiales, sobre todo en la zona de las puntas. El uso de mascarillas para cabello seco y dañado no te ayudará a solucionar este problema. Esto se debe a que su alta nutrición es perjudicial para tu cuero cabelludo graso. Por eso debes realizar cuidados exclusivos en la parte larga de tu cabello. Aplica una mascarilla nutritiva y reparadora solo en las áreas que se encuentran en el largo.

No usar mascarilla para el cuero cabelludo

Las mascarillas capilares son perfectas para los largos que necesitan más cuidado. Sin embargo, las raíces grasas también pueden beneficiarse de una mascarilla capilar. El uso de una mascarilla purificadora del cuero cabelludo antes del champú eliminará la grasa excesiva.

No cortar el cabello con regularidad

Realizar un correcto mantenimiento de las puntas es crucial para el cabello seco y dañado, igual que para el cabello mixto. Esto se debe a que las puntas de estos tipos de cabello son extremadamente sensibles y se rompen rápidamente. Si tomas la decisión de cortar las puntas dañadas con regularidad, no solo obtendrás una melena más bonita. 

Sino que lograrás que te sea más fácil cuidar el resto de tu cabello porque no solo tendrás que usar productos ricos para el cabello dañado. También podrás usar los productos normales para cuidados nutritivos.

Usar los mismos productos de cuidado en todo tu cabello

Tu cabello mixto requiere diferentes cuidados en las raíces, que en las puntas, por lo que no debes usar el mismo tratamiento para todo el cabello. Para evitar aumentar los problemas en el cuero cabelludo y las puntas del cabello. Lo mejor es diseñar una rutina capilar en dos fases, tratando las raíces grasas por un lado y las puntas abiertas por otro.

Ocuparse solo del cuidado del cabello

Son muchas las causas por las que las personas pueden tener el cabello mixto. Y no todas las que existen pueden solucionarse haciendo uso de tratamientos capilares. El estrés, el cansancio, no tener una buena alimentación o tener una rutina para cuidar tu cabello errónea son algunos ejemplos. 

Es por esto que si quieres recuperar tu cuero cabelludo a largo plazo, debes revisar tu estilo de vida y plantearte hacer los cambios necesarios. De esta manera no solo solucionarás tus problemas capilares, también mejorarás tu salud mental y física.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *