Cabello suave, ¿cómo conseguirlo?

Cabello suave - Mujer sosteniendo su cabello sedoso

Tener una cabellera en perfecto estado es, sin duda, el objetivo de la mayoría. Pero no todos consiguen lucir una melena suave, sedosa y brillante. Y es que existen diferentes comportamientos y acciones que tenemos con nuestro pelo, que pueden estropearlo. Llevando a que este se encuentre opaco, reseco, quebradizo y sin vida. Pero en este artículo, nos gustaría hablar sobre el cabello suave, ¿cómo conseguirlo?

Si lo que quieres es lucir siempre de la mejor forma, un cabello suave, luminoso y manejable será tu mejor accesorio. No existe mejor sensación que recorrer la melena con los dedos y que esta se encuentre libre de nudos, sea sedosa y fuerte. Descubre aquí los mejores trucos para lograr el cabello suave que tanto deseas y mantenerlo en el tiempo.

¿Por qué se deja de tener el cabello suave?

Cabello suave - Mujer abrumada por no tener el pelo sedoso

Por falta de hidratación, principalmente. Un cabello saludable, flexible y sedoso es aquel que cuenta con la hidratación necesaria. Este equilibrio puede verse afectado por diversos motivos. El aire seco en lugares con calefacción o el uso excesivo de secadores, pueden afectar el estado del cabello. Llevándole a perder elasticidad, quebrándose y aumentando el encrespamiento. Desgraciadamente, un exceso de hidratación tampoco ayudará a lucir el cabello suave. En cambio, es responsable de problemas como el pelo graso.

Para mantener un cabello suave y saludable, es fundamental encontrar el equilibrio adecuado de hidratación. Esto se puede lograr mediante una rutina de cuidado capilar personalizada que incluya:

  • Uso de productos hidratantes: Elegir champús, acondicionadores y mascarillas hidratantes que sean adecuados para tu tipo de cabello.
  • Reducción del uso de herramientas de calor: Limitar el uso de secadores, planchas y rizadores, y utilizarlos a temperaturas más bajas.
  • Protección del cabello del sol: Usar sombreros o gorras para proteger el cabello del sol cuando estés al aire libre.
  • Evitar el lavado excesivo: Lavar el cabello solo cuando sea necesario, utilizando un champú suave y evitando el agua caliente.
  • Tratamientos hidratantes profundos: Realizar tratamientos hidratantes profundos con mascarillas o aceites naturales de forma regular.

¿Por qué es importante tener el pelo suave?

Cabello suave - Mujer feliz por su cabello liso y brillante

Tal como hemos visto, la suavidad del cabello puede llegar a perderse por descuido. Alterando la imagen del individuo. Actualmente, la buena presencia resulta muy importante en la sociedad. Y la melena juega un papel fundamental en este sentido. Tener el cabello suave es importante por las siguientes razones:

  • Un cabello suave resulta más fácil de desenredar.
  • El aspecto de una melena sedosa, es hermoso.
  • Tener el cabello suave es una señal inequívoca de que se encuentra en buen estado.
  • No presenta encrespamiento o frizz.
  • Mantiene las ondas o hebras lisas controladas.
  • Lucirá mejor con cualquier accesorio que se añada al estilo.
  • Suele ser un cabello más resistente.

Trucos para mantener el cabello sedoso

Cabello suave - Mujer alegre jugando con su pelo

A continuación, te dejamos algunos trucos que permiten mantener el cabello suave:

Conoce tu cuero cabelludo y su pelo

Cabello suave - Mujer posando con su pelo sedoso

¿De qué forma es tu pelo y tu cuero cabelludo? ¿Tiene características resecas o es grasoso? ¿Es liso, rizado o teñido? Tener esto en cuenta y respetar sus particularidades te ayudará a entenderlo de forma adecuada. Sabiendo como lavarlo de manera correcta para no afectar su suavidad.

En el mercado existe una gran variedad de productos, pensados para las necesidades específicas de cada cuero cabelludo y pelo. Por lo que, no existen excusas para tratar a la melena con cosméticos poco apropiados para sus requerimientos.

En resumen, dedicar tiempo a conocer tu cuero cabelludo y tu pelo es la mejor inversión que puedes hacer. Para lucir una melena sana, brillante y llena de vitalidad.

Realiza el lavado según tu tipo de pelo

Cabello suave - Mujer lavando su pelo

Tener en cuenta cuál es tu tipo de cabello y cuero cabelludo, no ayudará únicamente a saber qué producto es más efectivo en su cuidado. También servirá para tener en cuenta, cada cuánto deberá lavarse.

Según la Asociación Canadiense de Dermatología, el pelo graso debe ser lavado con más frecuencia que el cabello tratado químicamente o reseco. Se recomienda lavarlo entre 2 y 3 veces por semana, utilizando un champú purificante o específico para cabello graso.

El cabello normal se puede lavar con una frecuencia moderada, de 2 a 3 veces por semana. Utilizando un champú suave y un acondicionador. El cabello seco se recomienda lavarlo con menos frecuencia, entre 1 y 2 veces por semana. Usando un champú hidratante y un acondicionador nutritivo.

Utiliza siempre acondicionador

Cabello suave - Mujer usando acondicionador para tener un pelo liso y brillante

En tu rutina de cuidado y limpieza del cabello, no puede faltar el acondicionador. Este producto es de los principales responsables de una melena suave, sedosa y brillante. Puesto que, entre sus ingredientes, se encuentran componentes esenciales para proteger e hidratar la cabellera.

Existen acondicionadores de muchos tipos. Algunos tienen como tarea incrementar la luminosidad de la melena. Otros se encargan de reducir el frizz. Mientras que ciertos de estos productos cuentan con protección UV, para evitar el daño causado al cabello por el sol.

Este no es un producto de uso exclusivo para mujeres. Sin importar que seas hombre, el acondicionador debe formar parte de tu rutina de cuidado capilar, para tener el cabello suave.

No apliques agua caliente si deseas un cabello suave

Mujer lavando su pelo

Es innegable que las duchas de agua caliente son muy relajantes, principalmente al finalizar la jornada diaria. No obstante, someterse a baños de agua muy caliente, puede ser perjudicial para la suavidad del pelo. Puesto que esta temperatura se encarga de eliminar los aceites naturales del cabello, necesarios para mantener en buen estado el cuero cabelludo. Lo que resta hidratación y protección capilar.

Cuando se lava el cabello con agua caliente, estos aceites naturales se eliminan, dejando el cabello seco, quebradizo y sin brillo. A largo plazo, el uso regular de agua caliente para lavar el cabello puede contribuir a problemas. Como la caspa, la caída del cabello y las puntas abiertas.

Siguiendo estos consejos y reemplazando el agua caliente por agua fría o tibia, podrás disfrutar de un cabello suave, brillante y saludable. Recuerda que la clave para un cabello hermoso es cuidarlo con cariño y evitar prácticas que puedan dañarlo.

Huye de los aparatos de calor

Mujer usando secador de pelo

Los secadores, planchas, tenazas o cepillos secadores, son herramientas que se vuelven indispensables a la hora de crear excelentes peinados. Permiten alisar una melena crespa, rizar el pelo lacio, dar volumen y estilo al cabello. Sin embargo, para funcionar, requieren de altas temperaturas, que son las responsables de modificar la estructura del cabello. Además de restar hidratación y suavidad al pelo.

Los aparatos de calor dañan la cutícula del cabello, haciendo que este se vuelva opaco, reseco y quebradizo. Características que se alejan mucho de la textura sedosa deseada. Por eso, es importante limitar su uso a una vez por semana y solo si son realmente necesarios. Procurando ajustarlos a la más baja temperatura, para reducir el daño.

Si decides utilizarlos, recuerda:

  • Ajustar la temperatura a la mínima potencia posible. Tu cabello te lo agradecerá.
  • Utilizar protectores térmicos. Estos productos ayudan a crear una barrera protectora que reduce el impacto del calor.
  • Evitar su uso en cabello mojado. El cabello mojado es más vulnerable al daño por calor. Asegúrate de que tu cabello esté completamente seco antes de usar cualquier herramienta de calor.
  • Alternar con métodos de peinado naturales. Opta por peinados que no requieran calor, como trenzas, moños o recogidos naturales.

Deja tu pelo secar al aire libre

Mujer jugando con su pelo

Tal como explicamos en el punto anterior, someter al cabello a herramientas como el secador, afecta su suavidad. Una vez lavado el pelo, lo mejor será dejarlo secar al aire libre, para evitar quitarle humedad interna a las hebras.

Optar por un secado al aire libre es una alternativa natural que aporta diversos beneficios:

  • Mayor suavidad y brillo: Al evitar el calor artificial, se conserva la hidratación natural del cabello. Lo que se traduce en una mayor suavidad y brillo.
  • Mayor volumen: El secado natural ayuda a que el cabello se seque de forma uniforme. Lo que aporta mayor volumen y cuerpo.
  • Salud capilar: Reducir el uso de herramientas de calor ayuda a prevenir daños en la estructura del cabello. Como puntas abiertas, debilitamiento y rotura.

Mantén una alimentación rica en nutrientes para el cabello suave

Mujer acostada sobre frutas que nutren el pelo

Si buscas un crecimiento suave de tu cabello, lleno de salud y brillo, es importante que este se encuentre bien nutrido. El pelo obtiene su nutrición de los folículos pilosos y estos la toman del torrente sanguíneo. Por lo que se vuelve muy importante que tu alimentación sea adecuada.

Procura llevar una dieta equilibrada, rica en frutas, verduras, grasas naturales, vitaminas, minerales y aminoácidos. Todos responsables de la salud capilar. Incorpora a tu dieta alimentos ricos en vitaminas A, C, E, hierro, zinc y selenio. Además, bebe suficiente agua para mantenerte hidratado y promover la salud del cabello.

Evita los tratamientos químicos

Mezcla para preparar tinte de pelo

Tratamientos que impliquen el uso de tintes, decolorantes, permanentes o alisados agresivos, pueden modificar negativamente la estructura capilar. Si tienes el cabello teñido o decolorado, lo más recomendable será espaciar los retoques. Poniendo un tiempo prudencial entre procedimientos de al menos 10 semanas. Además, no te sometas a más de una técnica con químicos al mismo tiempo. Hazlo preferiblemente en dos sesiones, con un espacio de 15 días entre ellas.

Existen diversas alternativas naturales que pueden ayudarte a cuidar tu cabello sin necesidad de recurrir a productos químicos. Puedes utilizar ingredientes como el aloe vera, la miel, el aceite de oliva o el huevo. Para hidratar, nutrir y fortalecer tu cabello de forma natural.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *