¿Cómo tratar el cabello teñido?

cabello teñido

inLos cambios de look son muy comunes en las personas que buscan un nuevo comienzo. También son habituales gracias a las tendencias. Llevando a las personas a experimentar con su pelo, cambiando el color una y otra vez. Los tonos fantasía están cada vez más de moda, por lo que es normal que sean más los individuos con el cabello teñido. Este tipo de cabello requiere cuidados extremos y en este post te enseñaremos cómo cuidar el cabello teñido.

Los tintes son aplicados para modificar el tono del pelo, eso lo sabemos todos. Pero lo que muchos desconocen, es que se trata de productos que pueden alterar la hidratación de la melena. Un cabello teñido y descuidado, se siente áspero y se nota sin brillo. A continuación encontrarás toda la información necesaria, para devolver esa sedosidad y luminosidad a tu cabellera. Sigue leyendo y entérate como brindar los cuidados adecuados a tu pelo teñido.

Te puede interesar: Cómo cuidar el cabello en invierno

¿Cómo tratar el cabello teñido?

Si quieres mantener una melena teñida, hermosa y saludable, estos cuidados resultan imprescindibles para conseguirlo:

Usa tintes libres de químicos

cabello teñido

La principal desventaja de llevar el cabello teñido, es que los tintes están fabricados con sustancias químicas muy agresivas para la estructura capilar. Esto causa que el pelo se debilite e incluso se pierda. El amoniaco es el ingrediente principal de muchos de estos productos, gracias a su capacidad de oxidación. Para evitar el daño que causa a la melena, escoge alternativas naturales, libres de elementos químicos. Ideales para teñir sin perjudicar el cabello.

Tiñe el cabello con menos frecuencia

cabello teñido

Es importante que, entre un tinte y otro, esperes el tiempo suficiente. Es preferible cambiar el estilo en un salón de belleza y no desde casa. Pues el experto, sabrá cuál es el tiempo adecuado para retocar el trabajo reciente, sin causar daño a la melena. Se recomienda aplicar un tinte cada dos meses, de ser posible, con más espacio entre una aplicación y la siguiente.

Utiliza productos especiales para cabello teñido

cabello teñido

No existe discusión en este punto. El cabello teñido requiere un champú y acondicionador especial, que brinde la hidratación y nutrición necesarias. Estos productos minimizan la oxidación del color, manteniendo el color como el día de la aplicación. Los cosméticos de este tipo por lo general son libres de siliconas y sulfatos, agentes que eliminan el pigmento y resecan el pelo.

Dependiendo de las características del cabello y el tinte aplicado, encontrarás un champú adecuado para tratarlo.

Realiza tratamientos de hidratación

cabello teñido

El cabello teñido se reseca, eso es inevitable. Por esta razón, es importante brindarle la hidratación necesaria. No debes olvidar aplicar mascarillas hidratantes para cabello teñido con frecuencia. También sérums y acondicionadores en la rutina diaria. Es la forma de mantener la melena hidratada, sin perder su sedosidad y brillo. Conviene además despuntar constantemente el pelo para sanearlo.

Usar pocos aparatos de calor y siempre con protección

El cabello teñido puede verse más afectado por el secador y las planchas que el cabello natural. Utilizar estos elementos constantemente, llevará a que el color pierda su brillo. Es por esto, que lo mejor será reducir el uso de estos aparatos si se ha aplicado un tinte. En caso de que sea necesario utilizarlos, no puede faltar la aplicación de un protector térmico. Lo mejor, siempre será dejar que el cabello se seque al aire natural y escoger un estilo desenfadado, sin moldear demasiado.

Lava con menos frecuencia

El cabello teñido debe lavarse siempre que se necesite, pero nunca de forma diaria. Se debe intentar hacer un espacio entre cada lavada, si lo que se busca es que el color dure por más tiempo. Este punto cobra mayor importancia cuando el tinte aplicado ha sido temporal o semipermanente.

Para estos casos, se aconseja usar champú en seco. De esta forma es posible mantener la melena limpia, fresca, con buen olor y movimiento. Sin necesidad de retirarlo con agua.

Usa accesorios suaves

cabello teñido

Los accesorios para el cabello están muy a la moda actualmente. Sin embargo, recordemos que el cabello teñido es más delicado. Para evitar dañarlo, se debe prescindir de accesorios como gomas apretadas u horquillas. Es preferible optar por bandanas y pañuelos, elementos suaves y que adornarán muy bien la melena.

Cuida el cabello teñido en el salón de belleza

Los salones de belleza están compuestos por profesionales en el cuidado del cabello. En estos lugares será posible tratar de la mejor forma un cabello teñido. Un estilista podrá aplicar tratamientos de hidratación adecuados. Sabrá cada cuanto tiempo es posible aplicar nuevo tinte, según las condiciones del pelo. También podrá aclarar cualquier duda en cuanto a la acción de tintes y decolorantes en el cabello, dependiendo de su estado.

En el salón de belleza podrás aclarar y oscurecer el cabello o cubrir las canas de una forma adecuada. Consiguiendo un color uniforme, sin perder la hidratación y suavidad de la melena. Por lo que siempre será recomendable acudir a expertos, cuando se desea obtener un cambio de look.

Características del cabello teñido

El cabello teñido se diferencia del pelo natural en diversos aspectos. Queremos darte a conocer las características que presentan las hebras capilares cuando son modificadas en su color gracias a un tinte.

  • Es más sensible a los agentes externos: químicos en los cosméticos, el sol, el agua del mar, la contaminación o el cloro.
  • El cabello es mucho más débil y propenso a quebrarse con facilidad.
  • A diferencia del pelo natural, el cabello teñido siempre se encuentra reseco.
  • Puede ser áspero si no se cuida.
  • El pelo pierde con el tiempo su brillo y suavidad.

Ventajas de tener el cabello teñido

  • Cubre las canas y crea un efecto visual que suaviza las arrugas.
  • Puede ayudar a lucir delgado y elegante.
  • Ayuda a que el maquillaje sea menos necesario.
  • Con la mezcla de diferentes tintes se puede obtener un color único.
  • Los tintes oscuros protegen al cabello de los rayos del sol.
  • Puedes obtener un look más profesional según el color que elijas.
  • Los colores claros ayudan a que la piel se vea más luminosa.

¿Qué tipos de tintes existen?

Para realizar un buen tinte en tu cabello es necesario conocer qué tipo de tintes existen y cuál es el adecuado para cada ocasión y tipo de pelo. Para ello te vamos a mostrar de acuerdo a qué se clasifican los tintes. Así como cuales son sus tipos. De esta manera podrás definir qué es lo que necesitas exactamente y aplicarte un nuevo color, sin dañar tu pelo.

Clasificación de los tintes

Los tintes se clasifican tomando en cuenta tres factores, estos son:

  • Su composición.
  • De acuerdo a su duración.
  • Según los colores.

La composición y la duración del tinte son los factores más importantes a tener en cuenta. Incluso sobre el color que quieras aplicarte. Esto definirá el tiempo que perdurará en tu cabellera, sin dañar el tono. Lo que evitará que tengas que teñirte con mucha frecuencia y el uso de químicos termine por dañar tu melena.

Tipos de tintes

Saber escoger el tipo de tinte que vas a usar es muy importante. Existen distintos tipos que como ya dijimos antes se clasifican por duración, composición y color. Algunos de estos tintes contienen químicos y son de mayor duración, otros tienen menor duración, pero sus componentes de igual manera pueden resultar fuertes para el cabello. A la vez existen tintes que tienen menor duración pero que dañan menos tu cabellera.

Es importante saber que tipos hay y hacer la selección correcta. Tomando en cuenta qué look buscas, tu estilo de vida. Que tan cuidadoso eres con tu pelo, cuanto tiempo y productos dedicas a su cuidado. Debes considerar todo esto, para que no elijas, por ejemplo, un tinte permanente, muy fuerte, si no tienes tiempo de aplicarte mascarillas y cuidados intensivos que ayuden a proteger tu pelo.

Veamos que tipos de tintes existen:

Permanentes

Cuando hablamos de tintes permanentes, nos referimos a los más antiguos. Aquellos que existen desde siempre y que son más fuertes. Con estos puedes cubrir canas y cambiar el color de manera radical. La gama de colores es extensa. Con él se realizan mechas, rayos, iluminaciones. Suele necesitar un retoque mensual. Requiere más cuidado ya que contiene químicos.

Temporales

Tienen una menor duración. No requieren ser mezclados con agua oxigenada y no contienen amoníaco. Suelen ser usados para dar otro color al cabello para ocasiones especiales. Ya que su duración es menos que la de los tintes permanentes. Este tipo de tinte no penetra en la estructura del cabello, solo da un recubrimiento que comienza a perderse a partir de la segunda lavada. No daña el cabello, por el contrario, aviva el color y actúa como acondicionador del pelo.

Semipermanentes

Son los denominados colores fantasía. No necesitan decoloración y duran alrededor de 5 lavadas. Sin amoníaco, ni peróxido. No dañan el pelo. Es ideal para personas con cabello quebradizo o dañado.

Naturales

Respetan nuestro cabello, piel y medio ambiente. Los ingredientes son naturales y orgánicos. No dañan el cabello. Sin parabenos, parafinas o amoníacos. Tintes aptos para veganos.

Vegetales

Son los tintes como camomila o henna. Obtenidos de plantas naturales. Para aplicarlos y notar el cambio debes usarlos varias veces, hasta lograr el tono deseado. Ofrecen pocas opciones de colores. No dañan tu cabellera.

Permanentes sin amoníaco

Son tintes que dan protección a la hebra del cabello. Evitan resequedad y daños en tu pelo. No contiene químicos y el resultado es muy natural. Su aplicación es sencilla.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *