¿Cómo se relacionan la caída del cabello y la obesidad?

caída del cabello y obesidad

“Darle de comer” a nuestro cabello es muy importante para mantener su salud y fortaleza. El bienestar de nuestro organismo y la salud capilar, dependen del tipo de alimentación que llevemos diariamente. Si el pelo no recibe los nutrientes que requiere, su crecimiento puede no ser el adecuado. Lo mismo ocurrirá con su estado. Trayendo como consecuencia una cabellera debilitada, frágil, opaca y con hebras que caen fácilmente. Teniendo esto en cuenta, en este post hablaremos de cómo se relacionan la caída del cabello y la obesidad.

La obesidad es un problema que inicia cuando no se mantiene una alimentación precisamente balanceada. Las vitaminas, proteínas, minerales y aminoácidos son muy importantes para mantener el buen estado de nuestro cabello. Estos nutrientes pueden obtenerse desde alimentos como las verduras, las frutas, las legumbres, la carne y el pescado. Sin embargo, las dietas poco saludables carecen de estos elementos, sustituyéndolos en cambio por un exceso de grasa. En este artículo podrás descubrir cómo la mala alimentación puede ser la causante de la caída del cabello.

También te puede interesar: Alopecia femenina por envejecimiento

¿Cómo se relacionan la obesidad y la caída del cabello?

obesidad

En la actualidad, la Universidad Médica y Dental de Tokio de Japón, ha estado a cargo de diversos estudios. En ellos, se intenta encontrar la relación entre la caída del cabello y la obesidad.

Son distintas las fases que atraviesa el cabello, a lo largo de su ciclo de vida. Estas se conocen como la fase anágena, donde el pelo se mantiene en crecimiento. La fase catágena, en la que se mantiene en un estado de reposo e inicia el desprendimiento. Y la fase telógena, donde finalmente cae y da paso a una nueva hebra. Para que este ciclo se cumpla correctamente, es necesario que las células foliculares se mantengan en constante renovación. No obstante, conforme pasa el tiempo, esta renovación celular se ralentiza y la fortaleza del cabello se ve alterada.

Estos experimentos de la UMDT en Japón, lo que buscan averiguar es, si la obesidad genética o provocada, es causante del agotamiento de las células. Generando entonces el debilitamiento capilar, llevando a una caída prematura.

Experimentos con ratones buscan la respuesta

obesidad

Para responder a esta duda, los científicos han efectuado distintas pruebas en sus laboratorios con ratones. En estos experimentos se pudo comprobar que, las células foliculares de los animales que presentaban obesidad, no se renovaban adecuadamente. Estos roedores se mantenían con una dieta alta en grasa, lo que llevó al debilitamiento de sus folículos y a la caída de su pelo. Los más afectados resultaron ser, los ratones más viejos.

Esto llevó a la conclusión de que, cuando se mantiene una dieta rica en grasas. La debilidad de los folículos y la caída del cabello aumentan. Durante el tiempo de estudio, se pudo notar que, los ratones alimentados con altas cantidades de calorías, sufrían cambios en el estado de las células de su piel. Segregaban, además, una mayor cantidad de sebo y disminuían la producción de queratina, proteína encargada de crear el pelo.  Dando como resultado una rápida pérdida capilar, debido a que sus folículos se encontraban más pequeños.

Gracias a este estudio, se han obtenido interesantes respuestas sobre la caída del cabello. Además, ha ayudado a ampliar su tratamiento. Tomando como base el conocimiento del organismo y de los factores que influyen en la alopecia, tal como ocurre con la obesidad.

¿Qué es la obesidad?

obesidad

La obesidad es una difícil enfermedad que se caracteriza porque, quien la presenta, posee una cantidad excesiva de grasa en el cuerpo. La mayoría de personas toma esta condición como un simple problema estético. Sin embargo, nos encontramos ante un verdadero problema de salud, que puede provocar otras enfermedades de gravedad. Como son patologías cardiacas, diabetes, hipertensión, cáncer y alopecia.

Para muchos, la pérdida de peso puede resultar dificultosa, cuando se ha llegado al grado de obesidad. Por lo general, esta enfermedad se manifiesta por distintas razones. Los desajustes fisiológicos y la genética, son los principales responsables. Además de una falta de actividad física y mala alimentación.

La calidad de vida del afectado puede verse muy alterada por esta situación. Cuando se tiene un peso excesivo, cualquier actividad física se vuelve dificultosa. Una persona obesa, además, puede llegar a desarrollar problemas para salir en público. Esto debido a la incomodidad con su apariencia y el sentimiento de discriminación.

Además de las enfermedades ya mencionadas que derivan de la obesidad, este trastorno puede traer consigo problemas emocionales. Tales como:

  • Culpa
  • Vergüenza
  • Depresión
  • Aislamiento social
  • Peor rendimiento laboral

Por fortuna, cuando se logra bajar una modesta cantidad de peso en estos casos, se puede mejorar considerablemente la salud. Además, se evitan muchas de las enfermedades causadas por la obesidad. Cambiar los hábitos alimenticios, incrementar las actividades físicas, mejorar el sueño y la actitud, puede ser de gran ayuda. Existen distintas formas de tratar este problema, pero la clave está en iniciar por la alimentación, el ejercicio y el descanso.

¿Cómo tratar la caída del cabello por obesidad?

Obesidad

Lo primordial para brindar un correcto tratamiento para la caída del cabello, es obtener un buen diagnóstico. Un especialista cualificado será el encargado de ello. Es el profesional quien sabrá los estudios a realizar, para poder identificar correctamente la causa de la pérdida de pelo. Pudiendo descubrir si se trata de un problema derivado de la obesidad. Por medio de esta evaluación, podrá establecer el mejor plan de acción para combatir el desprendimiento capilar.

Ante todo, es necesario mejorar la alimentación, equilibrando la dieta, consumiendo un número menor de grasa. Con ello se pueden prevenir muchas de las enfermedades causadas por este problema. También se hace necesario combatir el sedentarismo, aumentando las actividades físicas, dependiendo de la edad y la condición.

Con referencia al pelo, el daño folicular puede ser tratado con distintos tipos de procedimientos. Los más populares y efectivos son: la Bioestimulación capilar, donde se infiltra un cóctel de vitaminas, minerales, proteínas y ácido hialurónico en el cuero cabelludo para nutrir las células capilares. Y el Plasma Rico en Plaquetas, que se encarga de activar los folículos envejecidos para estimular su producción de pelo. Utilizando para ello los factores ricos en crecimiento de la sangre.

¿Qué alimentos consumir para estimular el crecimiento del cabello y prevenir el sobrepeso?

obesidad

Al igual que nuestra piel necesita de alimentos y de nutrientes de calidad para mantenerse en buen estado. Todo lo que comemos a lo largo del día tiene una incidencia directa sobre la salud capilar. Es por ello, que la obesidad suele guardar una estrecha relación con la pérdida de cabello excesiva. Sobre todo, cuando se abusa del consumo de embutidos y de productos ricos en grasa y en azúcares. Qué en nada favorecen a la oxigenación del cuero cabelludo y mucho menos al fortalecimiento del cabello.

Por ello, si quieres combatir eficazmente los estragos de la calvicie y el avance del sobrepeso. Que además aumenta el riesgo de padecer de muchas otras enfermedades cardiovasculares. Tales como hipertensión, arritmias cardiacas e infartos al miocardio por elevados niveles de colesterol. Lo primero que debes hacer son cambios urgentes en tu dieta y sustituir el consumo de gaseosas y hamburguesas. Por jugos naturales y ensaladas enriquecidas con proteínas y grasas buenas. Presentes alimentos como el aguacate.

De igual forma y en aras de potenciar el crecimiento del pelo en un menor lapso de tiempo. Otros de los de los productos que no deben faltar en tu cocina, son los siguientes:

Pescados grasos

obesidad

Debido a su alto contenido de omega 3, de hierro, de magnesio, de selenio, de vitamina D y de vitamina B12. Pescados grasos como el salmón, la sardina, el jurel, el atún y las anchoas. Son una excelente fuente de proteína que ayudan a fortalecer desde adentro la estructura de los folículos pilosos. Minimizando la inflamación del cuero cabelludo y regulando los niveles de colesterol malo.

Lo cual no solo se traduce en un menor riesgo de accidentes cardiovasculares. Sino también en un aumento del riego sanguíneo que llega a la base del cabello. Promoviendo el crecimiento de nuevas hebras y contrarrestando el envejecimiento capilar prematuro.

Espinaca

Conocido como uno de los vegetales de hoja verde más bondadosos que se pueden comer a cualquier edad. La espinaca es uno de los alimentos más ricos en hierro, en vitamina A y en vitamina C que conseguirás en el mercado. Además, es perfectamente compatible con una inmensa variedad de platillos y recetas. Que van desde tortillas hasta ensaladas y batidos verdes para desintoxicar el organismo.

Aunado a ello, se trata de un poderoso antioxidante que ayuda a contrarrestar el efecto de los radicales libres. Favoreciendo la producción de colágeno y de queratina para promover el sano crecimiento del pelo. Y, por si fuera poco, en lo que respecta a sus propiedades para combatir la obesidad. Su alta cantidad de fibra mejora significativamente tránsito intestinal y acelera la quema de tejido adiposo en el abdomen.

Lentejas

Si hay una legumbre que destaca por sus inmensos beneficios capilares en la dieta mediterránea. Esa es la lenteja. Un grano que, por su alto porcentaje de fibra, de ácido fólico, de magnesio, de potasio, de selenio y de zinc. Es ideal para combatir la pérdida de cabello por anemia o por lo síntomas colaterales de la obesidad.

Además, se trata de un alimento bastante accesible con el que se pueden preparar un sinfín de comidas y recetas. Tales como hamburguesas, empanada y hasta sopas. Así que no hay excusas para que mantengas a raya los niveles de colesterol malo, mientras potencias la oxigenación de tu cuero cabelludo.

Brócoli

Aparte de ser un anticancerígeno natural y de potenciar el blanco de los dientes. El brócoli es un excelente aliado para incrementar la síntesis de colágeno y elastina de cualquier melena. Y es que entre sus múltiples propiedades y compuestos destacan la acción de la vitamina A, de la vitamina C y de la biotina. Uno de los componentes más indispensables para evitar quiebres y para aumentar la elasticidad del pelo.

Así que no dejes de un incluir al menos una pequeña porción de brócoli en cada una de tus comidas. Su sabor es exquisito y puedes comerlo al horno, sancochado y hasta salteado con un poco de ajo y queso derretido. Verás como su alto contenido de aminoácidos y vitaminas hará milagros con tu cabellera. Aunado a su destacable efecto saciante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *