Calvicie femenina, ¿qué la provoca y cómo tratarla?

Calvicie femenina - Mujer observando en el espejo que presenta alopecia en un costado de la cabeza

La calvicie femenina, también conocida como alopecia androgénica femenina, es un tipo de pérdida de cabello que afecta a las mujeres. Se caracteriza por un adelgazamiento gradual del cabello. Que suele comenzar en la parte delantera y superior de la cabeza, progresando hacia la parte posterior y los lados. En algunos casos, la calvicie femenina puede ser tan severa que puede provocar una calvicie completa. Lo que amerita un trasplante capilar en mujeres para devolver la melena.

Las causas de la calvicie femenina son complejas y no se comprenden completamente. Sin embargo, se cree que algunos factores desempeñan un papel importante. Como la genética, cambios hormonales, estrés y el uso de productos inadecuados. En este artículo, exploraremos sus causas, los diferentes tipos que existen y los tratamientos disponibles. Así como algunos consejos para sobrellevar la calvicie femenina y mantener una imagen positiva de sí misma.

¿Qué provoca la calvicie femenina?

Calvicie femenina - Mujer pensando si la caída de cabello que presenta es normal o son síntomas de alopecia

La calvicie femenina se refiere a la pérdida gradual o repentina de cabello en la cabeza de las mujeres. Se caracteriza por un adelgazamiento general del cabello. Una línea de cabello que retrocede o la aparición de espacios calvos en diferentes zonas del cuero cabelludo.

La principal causa de la alopecia androgénica femenina es la genética. Si tu madre o abuela padeció calvicie, es más probable que tú también la experimentes. Esto se debe a que heredaste genes que te hacen más susceptible a la caída del cabello. La calvicie de patrón femenino, la forma más común de calvicie en las mujeres, está ligada a estos genes.

Calvicie femenina - Mujer con alopecia androgénica en un costado de la cabeza, causada por estrés y problemas hormonales

Igualmente, los siguientes factores desempeñan un papel importante en la aparición de la condición:

  • Cambios hormonales: Los estrógenos y andrógenos influyen en el crecimiento del cabello. Un desequilibrio en los niveles hormonales puede provocar adelgazamiento del cabello y su caída. Esto es especialmente común después de la menopausia, cuando los niveles de estrógeno disminuyen naturalmente.
  • Estrés: El estrés excesivo puede ser un factor desencadenante de la caída del cabello en algunas mujeres. Cuando el cuerpo está bajo estrés, produce una hormona llamada cortisol. Los niveles elevados de cortisol pueden interrumpir el ciclo de crecimiento del cabello y provocar su caída temporal o permanente.
  • Ciertos medicamentos: Algunos medicamentos inducen a la alopecia como efecto secundario. Los anticonceptivos orales, la quimioterapia y medicamentos para la presión arterial pueden causar la caída del cabello. Si notas pérdida de cabello después de comenzar un nuevo medicamento, consulta a tu médico.
  • Peinados y tratamientos capilares: Los peinados apretados como trenzas, moños y coletas pueden ejercer tensión en los folículos pilosos y debilitarlos. Los tratamientos químicos como la permanente y el alisado, también pueden dañar el tallo del cabello y hacerlo más propenso a la rotura.

Diferentes tipos

Calvicie femenina - Mujer abrumada por la pérdida de cabello que presenta, lo cual es un síntoma de alopecia femenina

La calvicie femenina afecta a millones de mujeres en todo el mundo y puede presentarse de diversas maneras. Existen numerosos factores que pueden contribuir a la pérdida de cabello en las mujeres, pero dos tipos principales se destacan por su prevalencia. Los cuales son:

Alopecia androgénica femenina

Calvicie femenina - Mujer con alopecia androgénica femenina, lo cual ha causado la pérdida de cabello en las entradas

La alopecia androgénica femenina, a menudo denominada calvicie de patrón femenino, es el tipo más común de pérdida de cabello en las mujeres. Se caracteriza por un adelgazamiento gradual del cabello. Que generalmente comienza en la parte delantera y superior de la cabeza. A medida que la condición progresa, la pérdida de cabello puede extenderse hacia la parte posterior y los lados del cuero cabelludo. Lo que resulta en una apariencia menos densa.

La alopecia androgénica femenina es causada por una combinación de factores genéticos y hormonales. Las mujeres con predisposición genética a esta afección, son más susceptibles a los efectos de los andrógenos. Siendo las hormonas masculinas que también están presentes en el cuerpo femenino. Estos andrógenos pueden acortar la fase de crecimiento del cabello, haciendo que los folículos pilosos produzcan cabellos cada vez más finos y débiles. Hasta que finalmente dejan de crecer por completo.

El principal síntoma de la alopecia androgénica femenina es la pérdida gradual de cabello, que suele seguir un patrón específico. En las primeras etapas, la pérdida de cabello puede ser más evidente en la raya del cabello. Donde se vuelve más ancha y menos definida. A medida que la condición avanza, el adelgazamiento del cabello se vuelve más generalizado.

Alopecia areata

Calvicie femenina - Mujer con alopecia areata, lo cual ocasiona la pérdida de cabello en parches de gran tamaño

La alopecia areata se caracteriza por la aparición repentina de pequeñas zonas circulares de calvicie, conocidas como «parches de calvicie». Estas áreas sin pelo pueden formarse en cualquier parte del cuero cabelludo, incluso en las cejas y las pestañas. La alopecia areata puede afectar a mujeres de todas las edades, pero es más común entre los 20 y los 50 años.

La causa exacta de la alopecia areata aún se desconoce. Pero se cree que está relacionada con una combinación de factores genéticos y autoinmunes. En las personas con predisposición genética a la afección, ciertos eventos desencadenantes, como el estrés emocional, una infección o un parto. Esto puede provocar que el sistema inmunológico ataque a los folículos pilosos sanos, lo que resulta en la caída del cabello.

El síntoma principal de la alopecia areata es la aparición repentina de parches de calvicie circulares. Estos parches pueden variar en tamaño. Desde pequeños puntos hasta áreas más grandes, que abarcan varias pulgadas. En algunos casos, la pérdida de cabello puede progresar rápidamente, lo que lleva a una calvicie extensa en un corto período de tiempo. Sin embargo, en la mayoría de los casos, el cabello vuelve a crecer por sí solo sin ningún tratamiento.

Diagnóstico

Doctor examinando a una paciente con problemas de caída de cabello, para diagnosticar el tipo de alopecia que presenta y brindarle el tratamiento adecuado

El diagnóstico de la calvicie femenina generalmente se realiza mediante una evaluación médica que incluye:

  • Examen del cuero cabelludo: El médico examinará el cuero cabelludo para evaluar la cantidad y el patrón de pérdida de cabello. Buscando posibles signos de infección o inflamación.
  • Historial médico: Se revisará el historial médico de la paciente para identificar posibles factores de riesgo. Como antecedentes familiares de calvicie, cambios hormonales, enfermedades subyacentes o medicamentos que puedan estar causando la caída del cabello.
  • Pruebas adicionales: En algunos casos, el médico puede solicitar pruebas adicionales. Como análisis de sangre, biopsias del cuero cabelludo o pruebas de diagnóstico por imágenes. Para descartar otras posibles causas de la pérdida de cabello.

¿Cómo tratarla?

Doctor aplicando un tratamiento láser a una paciente con problemas de alopecia, para estimular el crecimiento del cabello

El tratamiento para la calvicie femenina dependerá de la causa subyacente y la gravedad de la pérdida de cabello. Algunas de las opciones de tratamiento más comunes incluyen:

  • Minoxidil: Es un medicamento tópico de venta libre que se aplica en el cuero cabelludo para estimular el crecimiento del cabello. El minoxidil es más efectivo en las primeras etapas de la calvicie y puede ayudar a retrasar o detener la caída del pelo. Los efectos secundarios pueden incluir irritación del cuero cabelludo, crecimiento no deseado de vello facial y mareos.
  • Espironolactona: Es un medicamento recetado que se utiliza para tratar la alopecia androgénica femenina. Funciona al bloquear la producción de andrógenos en el cuerpo. También, puede ayudar a reducir el acné y el hirsutismo. Los efectos secundarios pueden incluir irregularidades menstruales y sensibilidad en los senos.
  • Finasterida: Es un medicamento recetado que se utiliza para tratar la alopecia androgénica masculina, pero también puede ser efectivo en algunas mujeres. Funciona al inhibir una enzima que convierte la testosterona en dihidrotestosterona (DHT), una hormona que contribuye a la caída del cabello. No está aprobado el uso de la finasterida en mujeres embarazadas o que puedan estar embarazadas.
  • Terapia con láser de baja intensidad: Este tratamiento utiliza dispositivos que emiten luz láser para estimular el crecimiento del cabello. Aunque se necesita más investigación para confirmar su eficacia, algunos estudios sugieren que puede ser beneficioso para la calvicie femenina.
  • Cirugía de trasplante de cabello: Esta opción implica la extracción de folículos pilosos de una parte del cuero cabelludo. Generalmente la zona posterior de la cabeza y su trasplante a las áreas calvas. Es una opción efectiva para casos avanzados de calvicie, pero requiere de un procedimiento quirúrgico y puede ser costosa. Capilclinic es de los centros más recomendados para este tratamiento.

Consejos para prevenirla

Mujer realizando un masaje capilar, para mejorar la circulación sanguínea en el cuero cabelludo

Si bien no hay un método seguro para prevenir la calvicie femenina. Hay algunas cosas que puedes hacer para reducir el riesgo de padecerla, las cuales son:

  • Dieta equilibrada: Incluir una variedad de frutas, verduras, cereales integrales y proteínas magras en la dieta. Esto proporciona al organismo los nutrientes esenciales para un cabello sano. Algunos nutrientes particularmente importantes son el hierro, la biotina, la vitamina D y el zinc.
  • Ejercicio regular: La actividad física ayuda a mejorar la circulación sanguínea. Lo que lleva a un mejor suministro de nutrientes al cuero cabelludo y a los folículos pilosos.
  • Manejo del estrés: El estrés crónico puede contribuir a la caída del cabello. Practicar técnicas de relajación como la meditación o el yoga puede ayudar a reducir los niveles de estrés.
  • Evitar peinados dañinos: Peinados apretados como trenzas, coletas o moños pueden ejercer tensión en el cuero cabelludo y provocar la rotura del cabello. Es mejor optar por estilos sueltos y evitar peinar el cabello cuando está mojado.
  • Uso moderado de herramientas de calor: El uso excesivo de secadores, planchas y rizadores pueden dañar el cabello. Reduzca su uso y aplique un protector de calor antes de usar cualquier herramienta caliente.
  • Suplementos: Algunos suplementos, como la biotina, la vitamina D y el hierro, pueden ser útiles para prevenir la caída del cabello. Especialmente, en personas con deficiencias de estos nutrientes. Sin embargo, es importante consultar con un médico antes de tomar cualquier suplemento.

Es importante consultar con un profesional de la salud si le preocupa la caída del cabello. Para determinar la causa subyacente y recibir el tratamiento adecuado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *