Cómo cuidar el pelo en las mujeres

Cómo cuidar el pelo en las mujeres

La melena de una mujer puede mejorar o deteriorar su imagen. Un pelo sano y cuidado es algo que llama la atención. Todas queremos mostrar una cabellera cuidada, abundante, y sana. Pero para lograrlo es necesario saber cómo cuidar el pelo en las mujeres. Algunos consejos y mucha dedicación, harán de tu cabello algo admirable. Tú también puedes tener una cabellera de top model. No te despegues de este artículo y entérate cómo hacerlo.

Debido a los muchos agentes externos que pueden dañar nuestro cabello es necesario aplicar un cuidado diario y constante. Las distintas estaciones del año, pueden provocar diferentes daños en la hebra capilar. Por eso es tan necesario que sepas como cuidarlo y mantenerlo sano. Para que las inclemencias del tiempo, no hagan estragos en él. Veamos cómo mantener tu cabello hidratado, sano y extremadamente bonito, en todo momento.

Cómo cuidar el pelo en las mujeres

Sigue estos consejos para mantener una cabellera que atraiga las miradas.

Prefiere lavarlo con agua fría

El agua muy caliente puede causar daños a tu pelo. Sin embargo si no quieres lavar tu pelo con agua fría, por completo, puedes lavarlo con agua tibia y cuando ya esté en el último enjuague, usar agua fría. El agua a esta temperatura, además de sellar la cutícula, proporciona más brillo a tu cabello.

Corta las puntas con frecuencia

Para estimular el crecimiento del cabello, es conveniente que cortes sus puntas al menos cada dos meses. El pelo crece aproximadamente un centímetro cada mes, al cortar las puntas tu cabello crecerá sano, sin puntas partidas.

Escoge el champú adecuado

No laves tu cabello con productos no adecuados para tu tipo de pelo. Escoge un champú y un acondicionador para tu tipo de pelo. Si lavas tu pelo con frecuencia, elige productos suaves que no resulten agresivos para tu cabello. Lava la cabeza cada dos o tres días, para evitar que el lavado diario, elimine los aceites naturales de tu cabellera.

No duermas con el cabello mojado

Si algo perjudica el cabello y cuero cabelludo, es dormir con el pelo mojado. Es algo que muchas hacemos por pereza de secar el cabello al salir de la ducha, para dormir. Cuando nos acostamos con el pelo mojado podemos dañar la cutícula del cuero cabelludo. Esto puede generar irritaciones y molestas afecciones, tanto en el pelo, como en el cuero cabelludo.

Aplica una mascarilla cuando tengas tiempo

Para que una mascarilla surta efecto en tu cabello, debes dejarla actuar al menos 20 minutos. Aplica la mascarilla y envuelve tu cabello en un gorro de baño o una toalla húmeda y caliente. Esto hará que el efecto se multiplique. Si no tienes este tiempo para aplicar la mascarilla, es mejor aplicar un acondicionador luego del lavado.

Frecuencia del lavado

Lavarse el pelo diariamente puede evitar que los aceites naturales se conserven en la hebra capilar. Además que promueven al eliminar esta grasa, que las glándulas sebáceas aumenten la producción de sebo. Pero si sientes que debes lavar tu cabeza a diario, hazlo con productos adecuados, que se adapten a tu pelo y sean suaves. Prefiere productos más naturales, para evitar dañar tu pelo.

Tampoco es recomendable pasar mucho tiempo sin lavar el cabello o no lavarlo. La falta de higiene causa daños al cuero cabelludo. Además si los folículos se obstruyen puede iniciar la pérdida de cabello. Ya que estos no reciben la oxigenación y los nutrientes necesarios para mantenerse sanos. Lo más recomendable es lavar tu cabeza de 2 a 3 veces por semana.

Lavar el cabello con constancia no hace que este se caiga más. Cada vez que lavas tu cabello ves desprenderse algunos de ellos. Esto no significa que tu pelo se está cayendo. Diariamente perdemos entre 50 y 100 cabellos. Esto es normal. Si al lavarlo ves restos de pelo en la ducha no te preocupes. El lavado no hace que el cabello se pierda.

Desenreda tu cabello aun mojado

Cuando el cabello esta húmedo se encuentra más flexible y es más fácil  desenredarlo sin partirlo. La cutícula del cabello debe permanecer bien sellada. Cuando apliques acondicionador o alguna mascarilla, desenreda tu pelo con las manos. Hacerlo de esta manera aporta suavidad, brillo, control sobre el cabello crespo y se rompe menos.

Debes tener en cuenta que aun cuando el cabello mojado es más flexible, también se encuentra con mayor fragilidad, por lo que debes saber cómo desenredarlo. Prefiere siempre desenredar con los dedos o usar peines de dientes anchos. Inicia desenredando primero las puntas y luego ir subiendo a la raíz. Cuando peines tu cabello seco, utiliza un cepillo de cerdas naturales.

Dar volumen sin aplicar productos que lo ensucien

Generalmente para dar volumen al cabello, utilizamos una variedad de productos, cremas para peinar, geles. Estos ensucian nuestro cabello, obligándonos a lavarlo con más frecuencia para eliminar los residuos.

Para dar volumen sin utilizar productos que engrasen el pelo, toma una toalla con el cabello acabado de secar. Envuelve el cabello  pegando la toalla al cuero cabelludo. Gira hacia la derecha dos veces y luego a la izquierda dos veces más, en un ángulo de 360°. Quita la toalla y podrás ver un volumen ligero en tu pelo. Coloca un poco de laca o champú al seco, para mantenerlo.

Evita recoger o atar tu cabello

Si acostumbras a atar tu cabello y usar recogidos tirantes, estas dañando tu pelo. La tracción que aplica este tipo de peinados, parte el cabello. Además que por la constante tensión el pelo puede comenzar a caerse. Si te gustan los peinados recogidos, utiliza ganchetes forrados en tela, para evitar daños, ya que son mucho más suaves. No utilices el cabello atado o recogido todo el tiempo, y cuando lo hagas, evita aplicar mucha tensión en él.

Utiliza secador iónico

Lo más aconsejable es dejar que el cabello seque de manera natural. Pero si eres de las chicas que necesitan secar su pelo con un secador o plancha. Lo más recomendable es usar un secador iónico. Posee una tecnología que descompone las moléculas de agua de tu cabello húmedo. Y las convierte en micro-partículas que dan hidratación a la fibra capilar y cuero cabelludo. Con este aparato secas el cabello más rápido, queda más manejable, aporta brillo e hidratación. Y como si esto fuera poco, este secador tiene efecto bactericida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *