¿Cómo cuidar el cabello rojo?

cuidar el cabello rojo

Teñirse el cabello de rojo es una excelente manera de sacar a la luz el lado más seductor, apasionado y atrevido de una mujer. La fuerza que se asocia con este color difícilmente pasa desapercibida ante los demás. En especial, cuando quien lo ostenta, tiene de base una melena abundante y lo exhibe con seguridad. Lo que cuesta, en ocasiones, es mantenerlo vivo y vibrante. Pero eso, también podrás lograrlo sin problemas con algunos tips para cuidar el cabello rojo.

Al igual que otros colores, el rojo tiene una inmensa gama de variantes. No todas las chicas se decantan por el rojo cereza de Karol G. Hay quienes prefieren un tono más conservador, pero igualmente atractivo como el rojo borgoña. Otras le apuestan al cobrizo, al rojo quemado, al magenta, al carmín, al rojo fresa o al caoba. Todos demandan de un trato especial para conservar su pigmentación, sin embargo, los tonos fantasía son, sin duda, el gran reto de muchas. De ahi que sea tan importante saber cuidar el cabello rojo.

Si eres amante de este extraordinario color o tienes previsto migrar pronto al rojo. Toma nota de los de los 9 trucos infalibles que te presentamos a continuación para cuidar el cabello rojo. Solo así maximizarás su encanto y dejarás de lado los tonos oxidados que acaban con la magia.

También te puede interesar: Tintes para piel morena

Consejos para cuidar el cabello rojo

Cabello rojo

Aunque a simple vista resulte muy hermoso y llamativo, lograr que el cabello rojo se conserve radiante, no es una tarea nada sencilla. Sobre todo, cuando se trata de los rojos intensos que, además de tintes, ameritan decoloraciones para poder llegar al rango de color deseado. Esta meta se complica aún más cuando la base del cabello es oscura, ya que requerirá de mayores retoques y aclarados químicos.

Aunado a ello, se debe tener en cuenta que, por lo general, los tintes permanentes de color rojo empiezan a desvanecerse al cabo de seis semanas. Esto no quiere decir que se caiga por completo tras ese período, pero la pigmentación sí que empezará a lucir más apagada. Todas estas razones reafirman la necesidad de poner en práctica ciertas estrategias y cuidados para prolongar su duración y vivacidad. En tal sentido, procura:

Elije un tinte de buena calidad

Cabello rojo

Antes de aplicarte cualquier químico para cambiar el color de tu cabello. Solicita la asesoría de un experto en colorimetría para que te oriente respecto al tinte que debes adquirir. En el mercado existen demasiadas opciones y productos con los cuales puedes teñirte de rojo, pero no todos son de la misma calidad.

Tomate tu tiempo para hacer un paneo de las mejores marcas de pigmentos rojos. Elige solo aquella que ofrezca la máxima cobertura y la que contenga la mayor cantidad de nutrientes. De este modo, las partículas permanecerán por más semanas en la fibra capilar.

Además, ten en cuenta que la imagen que aparece en el empaque es meramente referencial. Dar con ese todo ese color dependerá de muchas otras variables que te indicará tu estilista de confianza.

Mantenlo hidratado

cuidar el cabello rojo

Extremar la hidratación es clave para conseguir un rojo cuidado y vibrante. Recuerda que antes de tinturarte, lo más probable es que debas someter tu cabello a una decoloración. En especial, cuando desees apostar por los tonos más intensos y requieras una base para llegar hasta ese punto.

Lo cierto es que, cada vez que realices este procedimiento, las hebras serán más propensas al frizz y al quiebre. Por ello, las mascarillas naturales a base de aguacate y miel, así como las de yogur y zanahoria, se convertirán en tus mejores aliadas. Aplicártelas al menos 1 vez a la semana cambiarán en mucho la textura y la apariencia de una melena de color cereza.

Incluso si eres de pelo graso o si eliges un tono de rojo más conservador. Reforzar la nutrición e incrementar la humectación con aceites capilares, resultará sumamente beneficioso para obtener extraordinarios resultados. Aunado a ello, tampoco debes dejar de lado el uso de productos termoprotectores, para protegerlos de la plancha y el secador.

Evita lavarlo con mucha frecuencia

Uno de los principales aspectos que se han de tener en cuenta para preservar por más tiempo la coloración del cabello rojo es, sin duda, el de las rutinas de lavado. Una cabellera de este tipo, a lo sumo debe enjuagarse dos veces por semana. De lo contrario, lo único que lograrás será acelerar la caída del tinte, el cual de por sí se irá desprendiendo cada vez te bañes.

Si eres de cuero cabelludo graso, te recomendamos usar un champú en seco para controlar la producción de sebo. Lo esencial es espaciar la mayor cantidad de días posibles las sesiones de lavado. De esta manera, aparte de evitar daños en los folículos pilosos, estarás maximizando la duración del color.

Descarta el agua caliente

El agua caliente es el peor enemigo de los tintes rojos. Lavarlo a altas temperaturas barrerá el color como si se tratase de un simple marcador. Evita en todo momento el agua caliente y en su lugar emplea agua fría, que además de aportarle mayores beneficios al cuero cabello, prolongará la permanencia del tinte.

Usa productos que refuercen su nutrición

Al igual que los rubios, las melenas rojas tienen una demanda más alta de nutrición, sobre todo cuando se procura conservar la vivacidad del color. Los aceites de argán, de almendras y de coco, le aportarán brillo y suavidad a las hebras, mientras las nutren de manera intensiva con una dosis sustancial de aminoácidos.

De igual forma, en el mercado hallarás sueros y multivitamínicos especialmente diseñados para las cabelleras tinturadas de rojo. Sevich Hair Vitamin, es uno de esos productos que desearás tener en tu vida para prevenir las puntas abiertas, la resequedad y el quiebre.

Esta fórmula enriquecida con vitaminas A, C, E, vitamina B5 y aceites de aguacate y de macadamia repararán los daños y sellarán las cutículas.

Acondiciónalo en todo momento

Así como las mascarillas, el acondicionador no puede faltar en tus rutinas de lavado. Es indiscutiblemente el gran socio que deberás tener a la mano para mantener el cabello rojo en perfecto estado.

Además de ayudarte a sellar las cutículas, incrementará la capacidad de las fibras capilares para retener los nutrientes. Incluirlo en todo momento maximizará la permanencia del color.

Adquiere productos especializados para cabello rojo

En el mercado existe una amplia gama de productos exclusivos para el cuidado de este tipo de coloración. Las fórmulas de las líneas de champús, acondicionadores y ampollas diseñadas para el cabello rojo, por lo general, poseen una alta dosis de activos antioxidantes.

Su adquisición y uso prolongado actuará como matizante para evitar los tonos naranjas, al tiempo que servirá para prevenir la degradación prematura del color.

Usa una toalla de microfibra para secarlo

Las toallas de microfibra son más amables con la estructura capilar. Además, secan el cabello de manera rápida y sin crear fricciones. Bajo cualquier circunstancia son preferibles antes que las de algodón y en casos de tintes rojos cobran aún más valor.

De igual forma, otra de las ventajas de adquirir una toalla de este material es que no tendrás que preocuparte por las manchas. Tras cada lavada el tinte rojo suelta algo de color y esas partículas son más notorias al entrar en contacto con telas como el algodón.

Disminuye el uso de las herramientas de calor

El excesivo uso de la plancha y el secador, no es buena para ningún tipo de cabello. Pero en el caso quienes de tiñen el pelo de rojo, son menos recomendables todavía. Los efectos de las altas temperaturas acentúan el maltrato y la resequedad de las hebras, además de abrir las cutículas.

Si te has acostumbrado a alisar tu melena con estas herramientas. Usa al menos los fines de semana para descansar de ellas y emplea en todo momento protectores térmicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *