¿Cómo desenredar el pelo sin dañarlo?

Como desenredar el pelo sin dañarlo

¿Sufres siempre que quieres desenredar el pelo? Si la respuesta ha sido afirmativa, este artículo puede ser de tu interés. Cuando se tiene una cabellera llena de nudos, es importante contar con las mejores técnicas para desenredar el pelo sin dañarlo. Enfrentarnos a esta situación puede ser una pesadilla diaria, que a continuación te enseñaremos cómo abordar. En este artículo, presentamos los mejores consejos que te ayudarán a liberar tu cabello de enredos. Para verse siempre hermoso y saludable.

Es imprescindible saber la razón por la que se enreda tanto el cabello, para dar solución a esta situación. La fricción es la principal responsable de este problema, que aumenta cuando el cabello se encuentra demasiado maltratado. Cuando se abusa de aparatos de calor, químicos y exposición solar, el pelo en su parte externa se vuelve áspera. Esto lleva a que se mantenga constantemente enredado, requiriendo cuidados capilares especiales. Que ayudarán a que la melena se encuentre más suave y manejable. Aquí te enseñaremos cómo desenredar el pelo sin que sufras en el intento.

Te puede interesar: Fibras capilares, solución temporal a la alopecia

¿Por qué se enreda tanto el pelo?

Desenredar el pelo

El cabello por sí solo, no es el culpable de los enredos. En cambio, el cuidado que se le ofrece a la melena, si es determinante en la sedosidad o formación de nudos de esta. Si tu pelo se enreda constantemente, puede deberse a los siguientes factores:

  • Crecimiento desmedido y puntas abiertas: No cortar el cabello regularmente, al menos cada 3 o 4 meses. Permite que las puntas se abran y se debiliten. Creando puntos de fricción que favorecen la formación de nudos. Si no se eliminan las puntas abiertas de forma regular, estas se van deshilachando y subiendo por el tallo del cabello. Enredándose con otras hebras.
  • Daño ambiental: Los rayos UV del sol pueden resecar el cabello. Haciéndolo más susceptible a la fricción y los enredos. El cloro de las piscinas puede eliminar la capa protectora natural del cabello. Dejándolo áspero y propenso a enredarse. La exposición al viento y al polvo puede enredar el cabello mecánicamente, especialmente si es largo o rizado.
  • Productos inadecuados: Los sulfatos presentes en algunos champús y otros productos capilares pueden eliminar los aceites naturales del cabello. Dejándolo seco y vulnerable a los enredos. El alcohol presente en algunos productos de peinado puede resecar el cabello y contribuir a la formación de nudos.
  • Procesos químicos: Los procesos químicos como el tinte y la decoloración pueden dañar la estructura del cabello. Haciéndolo más frágil y propenso a enredarse. Los productos de alisado permanentes o temporales pueden alterar la estructura natural del cabello. Dejándolo más quebradizo y susceptible a los enredos.
  • Falta de nutrición e hidratación: Un cabello con deficiencias nutricionales estará más débil y propenso a la rotura y los enredos. La falta de hidratación hace que el cabello sea más áspero, quebradizo y propenso a enredarse.

 ¿Se puede desenredar el pelo sin dañarlo?

Desenredar el pelo

Sí, es posible desenredar el pelo sin dañarlo, pero requiere paciencia y las herramientas adecuadas. Para conseguirlo, recomendamos:

Peinar el cabello antes de lavarlo

Desenredar el pelo

Es aconsejable cepillar el cabello antes del lavado, para desenredar el pelo. Puesto que, cuando se encuentra mojado, la fibra capilar es más débil. Siendo mucho más fácil que ocurra su quiebre en este estado.

Beneficios de peinar el cabello antes de lavarlo:

  • Elimina los enredos: Al peinar el cabello antes del lavado, se eliminan los nudos y enredos que se han formado durante el día.
  • Distribuye los aceites naturales: El cepillado ayuda a distribuir los aceites naturales del cuero cabelludo a lo largo del cabello. Lo que lo protege de la sequedad y el daño.
  • Exfolia el cuero cabelludo: El cepillado también ayuda a exfoliar el cuero cabelludo. Eliminando las células muertas y la acumulación de productos. Esto puede promover el crecimiento del cabello y mejorar la salud del cuero cabelludo.

Evitar enroscar el pelo al asearlo

Desenredar el pelo

Al aplicar el champú, no es recomendable enroscar todo el cabello hacia arriba. Cuando se tiene una cabellera larga, es preferible dejar que esta caiga por la espalda. De esta forma se evita la formación de nudos y es más fácil desenredar el pelo.

Quitar bien todos los productos aplicados

Desenredar el pelo

Para tener un cabello saludable y fuerte, es muy importante lavarlo. Pero además de ello, es imperativo eliminar los productos aplicados de forma correcta, con agua en abundancia. Cuando la melena mantiene residuos en sus hebras, los enredos no se hacen esperar. Por ello, es necesario dedicar el tiempo suficiente al lavado, evitando así que los cosméticos utilizados perjudiquen la salud capilar.

Evitar crear fricción

Desenredar el pelo

Al finalizar el aseo capilar, se debe evitar utilizar la toalla frotando el pelo para retirar la humedad. Para conseguir esto, es preferible utilizar toallas de tipo turbante, donde se envuelva toda la melena. Posteriormente, al ser retirada, solo se deben secar las puntas con ligeros toques. Luego, al peinar el cabello se debe tener cuidado extremo, siendo muy recomendable desenredar el pelo con las manos. Dado que el pelo húmedo resulta muy quebradizo.

Cepillar con extremo cuidado

Cuando se va a cepillar el cabello, conviene comenzar desde las puntas. De esta forma, se van deshaciendo los nudos desde abajo, soltándolos suavemente para evitar que el pelo se desprenda.

Cepilla tu cabello al menos dos veces al día, por la mañana y por la noche. No cepilles tu cabello con demasiada frecuencia, ya que esto puede causar frizz y electricidad estática. Si tienes problemas para desenredar el pelo, puedes realizar un tratamiento hidratante profundo para mejorar la manejabilidad del cabello.

Utilizar el cepillo adecuado

Cada persona cuenta con un tipo de pelo diferente y cada uno requiere un cepillo concreto. Tras el lavado, se aconseja peinar suavemente con los dedos o un peine de púas separadas. Una vez haya secado, el cepillo a utilizar debe ser adecuado para evitar dañar el pelo. Las cabelleras rizadas funcionan mejor con cepillos planos, de raqueta o de esqueleto. El cabello fino y delicado debe tratarse con cepillos de nylon. Cada cabello, según sus características requerirá uno distinto. El especialista en cuidado capilar podría ayudar a elegir el correcto para desenredar el pelo.

Usar el secador de forma prudente

El secador de pelo es una herramienta útil para secar el cabello rápidamente. Pero si se usa de forma incorrecta, puede causar daños como frizz, roturas y pérdida de cabello.

Si tu cabello se enreda con demasiada facilidad, al momento de secarlo, lo mejor es utilizar el secador hacia abajo. Intenta separar el pelo en mechones para atenderlo en cada sección. Con ello, se logra evitar por mucho, la creación de los nudos.

No uses el secador todos los días. Deja que tu cabello se seque al aire libre al menos dos o tres veces a la semana. Limpia el filtro del secador regularmente, para evitar que se acumule polvo y suciedad.

Mantener el pelo bien hidratado

La hidratación es fundamental para mantener un cabello sano, brillante y manejable. Un cabello seco es más propenso a enredos, frizz y roturas. No dejes de incluir en tu rutina de cuidado capilar, mascarillas hidratantes que ayuden a suavizar la melena. Con ellas se minimiza la fricción, los nudos y, por tanto, es más fácil desenredar el pelo.

Existen diferentes tipos de mascarillas hidratantes disponibles en el mercado:

  • Mascarillas caseras: Se pueden preparar con ingredientes naturales como aguacate, plátano, miel o aceite de oliva.
  • Mascarillas comerciales: Se pueden comprar en tiendas de belleza o peluquerías.
  • Mascarillas profesionales: Se pueden aplicar en salones de belleza por un profesional.

Al elegir una mascarilla hidratante, es importante tener en cuenta tu tipo de cabello y sus necesidades.

¿Qué ocurre al desenredar mal el pelo?

Puntas abiertas

Las puntas abiertas pueden reconocerse con mucha facilidad. Podrás notarlas como puntos blancos a lo largo de la melena. También como divisiones de cada hebra. Esto ocurre como resultado del maltrato a la hora de desenredar el cabello. Además, debido a intensas jornadas de calor sin la protección adecuada. Esto lleva a un progresivo desgaste de la cutícula, llevando a que se mire maltratado. Porque su capa protectora se desgasta, se quiebra y forma ese aspecto poco estético de puntas abiertas.

Cabello áspero

Es posible notar que estamos maltratando nuestro cabello al cepillarlo, si al tacto, se siente áspero. Esta situación ocurre porque al peinar la melena, no se retira la humedad suficiente y se tira demasiado de ella. También, es consecuencia de cambiar su estructura constantemente con alisados, permanentes y tintes. Situaciones que poco a poco hacen que nuestro pelo se encuentre muy debilitado.

Quiebre

El cabello tiende a quebrarse con mucha facilidad, cuando se aplican técnicas de desenredo inadecuadas. Esto incrementa las posibilidades de que las hebras comiencen a partirse. Ocurre además por un uso excesivo de productos químicos. Por abuso de aparatos de calor y falta de atención y cuidados. El daño aumenta y las escamas del pelo se elevan hasta perderse. Con el tiempo, este daño lleva a que el pelo se corte por secciones.

Opacidad

Tenemos claro que no ofrecer al cabello los cuidados adecuados, hace que este se encuentre dañado a profundidad. Un signo inequívoco de que el pelo se encuentra maltratado, es la falta de vida y la opacidad. Cuando se da un mal trato al cabello, ocurre la elevación de las cutículas, haciendo imposible el reflejo de la luz. Por lo que el brillo característico de un pelo sano, comienza a perderse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *