Flequillo, ¿cómo saber si me queda bien?

Cuando deseamos cerrar ciclos o empezar una nueva etapa en nuestras vidas, por lo general recurrimos a un cambio de look. Escoger un nuevo tono para teñir nuestro cabello o un corte diferente, pude brindarnos un aspecto renovado. El flequillo es una de las alternativas más populares, cuando lo que se desea es tener una nueva apariencia. Sin embargo, no a todas las personas les favorece. Entonces, flequillo, ¿cómo saber si me queda bien?

El truco está en escoger el flequillo adecuado. No todos los cortes de este tipo son iguales, lo importante es elegir aquel que haga resaltar los rasgos más favorecedores. También, el flequillo puede servir para disimular imperfecciones. Por lo que puede convertirse en un excelente aliado. Si estás considerando llevar un nuevo corte de pelo con flequillo, no dudes en leer este post. Aquí sabrás si definitivamente es un estilo para ti.

Te puede interesar: ¿Cómo cuidar el cabello en la playa?

¿Cómo llevar un flequillo?

La forma de llevar un flequillo dependerá de muchos factores. El tipo de flequillo debe ser el principal aspecto a considerar. Dado que no todos son iguales, además, pueden favorecerte o no. Los flequillos pueden llevarse rectos, tupidos, laterales, como cortina y muchos otros estilos. El largo también puede variar, pues han de cortarse desfilados que sobrepasan los ojos, hasta las cejas o muy cortos.

Es posible que miremos un flequillo muy atractivo en otra persona, pero esto no garantiza que nos luzca igual. En caso de tener el cabello liso, mantener un flequillo con caída y ordenado será mucho más simple, por lo que los desfilados van muy bien. En cambio, el pelo rizado no es compatible con este tipo de flequillo. Resultará muy complejo mantenerlo en orden y con el efecto cortina deseado. Por lo que es más recomendable cortarlo con estilo desordenado.

Flequillo según tu cara

Puedes usar flequillo

Si tienes un rostro ovalado, tienes todas las de ganar con un flequillo. Este tipo de caras es considerado como la más armónica a la hora de realizar cortes de cabello. Al rostro ovalado todo le queda bien, cualquier largo de flequillo y cualquier estilo hará resaltar sus facciones.

También, aquellas personas con un rostro alargado, encuentran en el flequillo un excelente estilo. Esto les ayuda a reducir la longitud de su cara. Si se acompaña con una combinación de colores, en las que se deje pelo oscuro en el flequillo y un tono más claro en el resto de la melena, los resultados serán increíbles. El área más oscura servirá para acortar visualmente el rostro, mientras que la zona más clara ayudará a resaltar la parte de los pómulos.

El flequillo también es un excelente recurso, cuando lo que se busca es enfatizar alguna zona de la cara. Por ejemplo, si nuestros pómulos son atractivos, un flequillo largo y desfilado resultará muy favorable para llevar la mirada hacia ellos. Así con cualquier otro rasgo que busquemos destacar en el rostro.

Muchos efectos del flequillo pueden enfatizarse con técnicas de color, que ayuden a destacar o disimular partes de la cara. Por lo que, a la hora de pensar en un cambio de look, es muy importante acudir a un profesional. Este se encargará de escoger el mejor flequillo según el tipo de rostro que se posea, en los colores que mejor hagan relucir las facciones.

No deben usar flequillo

Si bien, cada persona es distinta y los looks no son exclusivos de unos tipos de rostros. Es importante tener en cuenta que, existen ciertos detalles en la cara que no lucen favorablemente con esta clase de peinado. Los flequillos pueden hacer que ciertos rasgos se enfaticen aún más, como lo es, una nariz prominente. Por lo que, sin importar el tipo de rostro que se tenga, si la nariz resalta demasiado, no se aconseja el flequillo.

Este peinado tiene la particularidad de hacer destacar la zona en la que termina. Esta es la razón por la que es tan conveniente a la hora de resaltar u ocultar ciertas áreas. Por ejemplo, un flequillo estilo bebé, lleva toda la atención hacia la zona de las cejas. Por lo que el foco será la parte adyacente a ellas, como los ojos, los pómulos o la nariz.

Es importante tener en cuenta que, con el uso de lentes o mascarilla, es preferible evitar los flequillos. Optando mejor por un peinado de rayas y jugando con el largo de la melena. Por supuesto, la decisión de llevarlo o no, siempre será muy personal. Pero reiteramos la importancia de acudir a un experto y plantear la idea de llevar un flequillo. Un verdadero profesional podrá recomendar los mejores estilos a llevar según el rostro y sus necesidades.

Truco para saber si te queda bien el flequillo

Para saber si un flequillo te quedará bien, lo primero a realizar será una medición del espacio de la frente con los dedos. Usa los dedos índice y medio, para ponerlos encima de las cejas. Si llegas a tocar de esta forma la raíz del pelo, quiere decir que el rostro es muy pequeño y un flequillo no será la mejor opción. Con esto solo se conseguirá hacer que la cara parezca aún más chica.

Cuando la frente cuenta con una longitud adecuada, puedes pasar a la segunda prueba. Coloca ahora tres dedos por encima de las cejas. Si tocas la raíz del pelo, tampoco se aconseja un corte con flequillo. De contar con más espacio, vuelve a medir, ahora con cuatro dedos. Al tocar la raíz del pelo, tendrás la medida perfecta para usar este tipo de peinados. Lo que quiere decir es que tus facciones son armónicas y el cabello lucirá muy bien de esta manera.

No solo la frente será determinante en la posibilidad del uso del flequillo. Como hemos mencionado anteriormente, varios factores pueden influir en la decisión de cortarlo. La próxima prueba se lleva a cabo de la siguiente forma:

  • Coloca la parte frontal del pelo frente al rostro.
  • Toma la cantidad de cabello que deseas incluir en el flequillo, en forma de triángulo.
  • Nota si esta cantidad de pelo deja al descubierto la frente.
  • De ser así, será preferible un fleco lateral a uno recto, desfilado o tupido.

Recuerda que este estilo puede jugar un papel favorecedor o desfavorable en los rasgos físicos, destacando la nariz. Ten en cuenta el tamaño de la misma, antes de ir por las tijeras o acudir al salón.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.