Foliculitis en el cuero cabelludo, ¿qué la causa?

Foliculitis en el cuero cabelludo

Son varias las enfermedades e infecciones que pueden afectar a nuestro cuero cabelludo. Algunas son pasajeras y no producen más que una molestia y otras son pequeñas molestias que si no se tratan pueden terminar produciendo alopecia. La foliculitis en el cuero cabelludo es uno de estos problemas. Por eso en este artículo queremos informarte sobre ella para que sepas cómo tratarla y no vaya a más.

La primera capa de protección de nuestro organismo es la piel. Esta nos protege de los agentes externos, pero en esta lucha la piel puede llegar a enfermar o sufrir algún tipo de infección cutánea. Y es en este último grupo donde se encuentra la foliculitis, que no solo afecta al cuero cabelludo sino también al resto de la piel del cuerpo donde hay pelo. Por eso es tan importante tener controlada esta infección.

También puede interesarte: Inflamación purulenta de un folículo piloso, ¿Cómo tratarla?

Foliculitis en el cuero cabelludo, ¿qué la causa?

Foliculitis en el cuero cabelludo

La foliculitis en el cuero cabelludo es una de las infecciones bacterianas más comunes de la piel y esta se produce cuando los folículos pilosos se inflaman. En un principio puede confundirse con unas espinillas producidas por el acné alrededor de los folículos pilosos. Produciendo picores, irritación y llegando a producir un bajón de autoestima. El problema de esta infección es que si no se trata puede extenderse, convirtiéndose en llagas y costra.

La foliculitis leve puede desaparecer a los pocos días si se realizan una serie de cuidados personales básicos y no dejarán cicatrices. Las versiones más graves o recurrentes de la foliculitis en el cuero cabelludo pueden necesitar de un tratamiento farmacológico específico con receta médica. Vilanolabs cuenta con una serie de champús que te ayudarán con este problema.

Foliculitis en el cuero cabelludo

De no tratarse las infecciones graves pueden llegar a evolucionar a una foliculitis decalvante. Un tipo raro de alopecia cicatricial que crea cicatrices y la pérdida definitiva del cabello. Existen ciertos tipos de esta infección que son conocidas como el sarpullido de jacuzzi o el picor del barbero.

Aunque el principal agente de infección para la foliculitis en el cuero cabelludo es una bacteria, concretamente los estafilococos. Existe la posibilidad de que esta puede producirse por virus, hongos, parásitos, medicamentos o lesiones físicas en la piel. Incluso hay algunas foliculitis, como es el caso de foliculitis decalvante cuya causa es desconocida.

Factores de riesgo

Foliculitis en el cuero cabelludo

Todos nosotros tenemos riesgo de sufrir una foliculitis en el cuero cabelludo, pero existen una serie de factores que aumentan ese riesgo. Estos son algunos ejemplos:

  • Utilizar repetidamente ropa que de mucho calor y atrape el sudor, como los gorros de lana.
  • Sumergirse en bañeras de hidromasaje, jacuzzis y piscinas donde no se realice el mantenimiento correcto de estas instalaciones. Sobre todo, la desinfección del agua y la limpieza de las instalaciones.
  • Daños continuados en los folículos pilosos al usar peinados con tracción, pelucas y aceites. Además de no mantener una higiene capilar correcta.
  • Ciertos medicamentos con corticoides, prednisona, antibióticos para tratamientos a largo plazo contra el acné y algunos de los medicamentos para quimioterapia, pueden causar este problema.
  • Sufrir de dermatitis o una hiperhidrosis. Esta última produce una sudoración excesiva que si no se trata adecuadamente puede degenerar en una foliculitis en el cuero cabelludo.
  • Alguna enfermedad que reduzca la resistencia de nuestro organismo a las infecciones. Algunos ejemplos son la diabetes y el virus de la inmunodeficiencia humana.

Complicaciones

Entre las diferentes complicaciones que puede tener la foliculitis en el cuero cabelludo podemos encontrar estas:

  • La enfermedad puede reaparecer de manera periódica, también puede propagarse por diferentes partes del cuerpo.
  • La foliculitis en el cuero cabelludo puede llegar a producir cicatrices permanentes. 
  • Manchas oscuras o claras en la zona de la piel afectada, estas suelen ser temporales. Si las manchas son oscuras se llama hiperpigmentación, en caso de ser claras se denomina hipopigmentación.
  • En casos muy graves la foliculitis en el cuero cabelludo puede llegar a destruir los folículos pilosos, causando la pérdida permanente del cabello. Para estos casos puede recurrirse a los injertos capilares que realiza Capilclinic.

Consejos para prevenir la foliculitis en el cuero cabelludo

A continuación, vamos a darte una serie de consejos para ayudarte a prevenir la foliculitis en el cuero cabelludo:

  • Lava el cuero cabelludo con regularidad. Usa una toalla limpia cada vez que te laves la cabeza y no la compartas con nadie. Si lo haces lávala después.
  • Lava con regularidad cualquier ropa que uses en la cabeza. Lava con agua caliente y jabón la ropa que pase por tu cuero cabelludo. Ya sean toallas, pañuelos o gorros, sobre todo si has sudado mucho antes y durante su uso.
  • Evita fricciones o presiones sobre el cuero cabelludo. Debes proteger esta zona de la cabeza de la fricción que usan los cascos y los elementos para realizar peinados con tracción.
  • Trata las afecciones asociadas. Si estás sufriendo alguna enfermedad distinta a la foliculitis que puede desencadenar sus síntomas, debes tratarla. Un ejemplo es la hiperhidrosis, si la sufres y quieres evitar la foliculitis en el cuero cabelludo lávate con frecuencia la cabeza.
  • Utiliza exclusivamente los jacuzzis calientes y piscinas climatizadas que estén limpios. Si posees alguna de estas instalaciones de baño, acuérdate de limpiarlas regularmente y añade el cloro recomendado para esa instalación.
  • Habla con tu médico. Si la foliculitis en el cuero cabelludo reaparece frecuentemente necesitas visitar a tu médico para que pueda diagnosticar el problema y mandar el tratamiento necesario.

Foliculitis Decalvante

Dentro de los diferentes tipos de foliculitis en el cuero cabelludo, la foliculitis decalvante es la peor de todas. Esta foliculitis es un tipo extraño de alopecia cicatricial que afecta normalmente a pacientes jóvenes, dándose un mayor porcentaje en los varones. Suele empezar al inflamarse el cuero cabelludo, apareciendo pústulas y escozor. Si no se trata correctamente llega a destruir los folículos pilosos, produciendo áreas de alopecia permanente llena de cicatrices.

Causas

Las causas de este tipo de foliculitis en el cuero cabelludo no se conocen. Los especialistas especulan que el comienzo de este proceso inflamatorio que destruye los folículos capilares puede originarse por una infección bacteriana. Esta puede originar en algunos pacientes, con alguna predisposición a la enfermedad, a crear una reacción en la que su organismo ataque los folículos pilosos. 

Esta reacción inflamatoria del organismo es crónica y puede aparecer como brotes a lo largo de los años. Este tipo de foliculitis en el cuero cabelludo no es contagiosa a pesar de la especulación de que se trata de una infección bacteriana. Siendo esto una incógnita más de las muchas que hay sobre las causas que originan esta enfermedad.

Síntomas y evolución

Los síntomas iniciales de la foliculitis decalvante son unas inflamaciones con pústulas que aparecen en la zona de la coronilla. Causando la destrucción permanente del folículo piloso creando un área de alopecia. Es normal que en la zona aparezcan pelos emergiendo del mismo orificio folicular, costras y granos alrededor del área de la alopecia. Sufriendo picores y escozores en el área. 

Al ser una enfermedad crónica que puede presentar varios brotes a lo largo del año es primordial tratarlos adecuadamente para evitar el avance de la alopecia.

Diagnóstico

El diagnóstico de este tipo de foliculitis en el cuero cabelludo puede hacerse en cualquier clínica capilar. Para ello el especialista hará uso de un tricoscopio digital de forma directa siempre que tenga experiencia en el diagnóstico de este tipo de foliculitis. En algunos casos puede llegar a ser necesario realizar una serie de pruebas como los cultivos o la biopsia cutánea.

Este último proceso es un procedimiento sencillo que no tarda más de 15 minutos en hackers con anestesia local y dando un punto de sutura.

Tratamiento

En la actualidad no existe ningún tratamiento que cure este tipo de foliculitis en el cuero cabelludo. Pero si podemos contar con tratamientos que ayuden a estabilizar la foliculitis decalvante para que la alopecia no se propague. Existen terapias realizadas con antibióticos como las tetraciclinas orales o una combinación de rifampicina y clindamicina. Además de fármacos antiinflamatorios como la triamcinolona intralesional o los corticosteroides tópicos.

Son tratamientos que los pacientes toleran con facilidad y que apenas muestran efectos secundarios. Muchos de los pacientes que sufren esta enfermedad pueden recibir microinyecciones intralesionales de triamcinolona para mantener su bienestar cada tres o cuatro meses.

Algunos pacientes seleccionados por los especialistas pueden encontrar tratamientos interesantes con la terapia fotodinámica, el uso de sulfona, isotretinoína y acitretina o con fármacos biológicos. Como toda alopecia cicatricial, el objetivo del tratamiento es estabilizar el proceso y prevenir un mayor crecimiento de la alopecia. 

El uso de tratamientos quirúrgicos para tratar la alopecia, como puede ser el trasplante capilar, es posible una vez que la enfermedad se estabiliza médicamente. Pero debes saber que cualquier nuevo brote de foliculitis decalvante puede provocar la caída del cabello trasplantado. 

Es importante tratar los brotes inflamatorios de forma temprana para prevenir la progresión de la alopecia. Los brotes de esta foliculitis en el cuero cabelludo tienden a disminuir en frecuencia de manera espontánea con los años. Hasta que estos se disipan en un porcentaje significativo de pacientes. Sin embargo, las formas más graves pueden necesitar de un tratamiento continuo a lo largo de meses o años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *