Gimnasio tras el trasplante capilar

Gimnasio - hombre trabajando sus musculos

Actualmente poseer una buena forma física es parte de la tarjeta de presentación de muchas personas al igual que su cabello. Para la primera mucha gente recurre a los gimnasios para ganar y mantener el cuerpo que siempre han deseado. Para el segundo, procuramos cuidarlo lo mejor posible, pero eso a veces no es suficiente y podemos perderlo. En los casos más extremos se recurre a un trasplante capilar para recuperarlo. Y es en esos momentos cuando pensamos qué pasa con el gimnasio tras el trasplante capilar.

Siendo el gimnasio y el ejercicio una de las rutinas diarias que muchos tienen, los pacientes de un trasplante capilar necesitan mantener su forma física. Por eso es muy normal si vas a realizarte un trasplante capilar que te preguntes cuándo vas a poder volver a ir al gimnasio. Nosotros vamos a ayudarte a responder a esa pregunta y a otras que pueden pasarte por la mente.

Gimnasio tras el trasplante capilar ¿es recomendable?

Gimnasio - gente haciendo ejercicio

La respuesta más rápida a esta pregunta es no y a continuación vamos a explicarte los motivos. La cirugía de trasplante capilar es un procedimiento médico popular que se usa para combatir la caída del cabello. Sin embargo, el éxito del procedimiento depende en gran medida del proceso de curación. Este puede verse afectado por las actividades posteriores a la cirugía, como el ejercicio.

Tanto los métodos de trasplante capilar FUT como FUE requieren una cierta cantidad de tiempo para asentarse. Por eso se recomienda que los pacientes eviten cualquier ejercicio extenuante durante este período. Para FUE, el reposo es fundamental durante aproximadamente 7-10 días después del procedimiento. Durante este tiempo, el cuero cabelludo puede tener cicatrices y llagas. Estás requieren tiempo para sanar y los injertos pueden tardar hasta dos semanas en asentarse.

Para ambos métodos, se recomienda que los pacientes eviten levantar objetos pesados. Además de realizar ejercicio intenso durante los primeros cinco días posteriores a la cirugía. Esto se debe a que los injertos pueden desprenderse si el cuero cabelludo experimenta demasiada tensión. Es mejor pecar de ser precavido y evitar el ejercicio por completo si es posible ya que el sudor es malo.

Si bien el ejercicio es beneficioso para la salud en general, es fundamental priorizar el descanso y la recuperación. De esta manera optimizaremos los resultados de la cirugía de trasplante capilar. Los pacientes deben seguir cuidadosamente las instrucciones de su cirujano para asegurar una recuperación exitosa y tener un crecimiento óptimo del cabello.

¿Cuándo podré volver al gimnasio?

Gimnasio - hombre haciendo ejercicio

Lo primero es decir que el injerto capilar es un tratamiento sencillo y su tiempo de recuperación es relativamente corto. Pero es importante vigilar el periodo en el que el cuero cabelludo empieza a cicatrizar. Es el mismo tiempo en el que empieza a desaparecer la hinchazón y afianzarse los folículos injertados.

Aunque este tiempo suele durar una media de 10 días este depende de varios factores. Estos son la técnica utilizada para realizar el trasplante y el tamaño de la zona trasplantada. Además de la capacidad de cicatrización del paciente, puesto que no todos lo hacemos al mismo tiempo.

La técnica influye en el proceso de recuperación por el sistema de extracción de cabello. La técnica FUSS te obliga a esperar a que cicatrice la zona donante. En el caso de la técnica FUE el tiempo es menor ya que el especialista extrae los folículos uno a uno. Tu especialista puede ir informándote de cuándo será el mejor momento para poder volver al gimnasio.

Como hemos dicho antes el sudor es malo para la recuperación del injerto capilar. Esto se debe a que puede penetrar en la zona en proceso de cicatrización. Causando una infección que afecte a la zona trasplantada y arruinando el tratamiento. Por eso el tiempo de vuelta al gimnasio puede llegar a un mes y medio. Pero el tiempo te lo podrá dar el especialista encargado del injerto capilar.

¿Cuáles son los riesgos potenciales de hacer ejercicio tras el trasplante capilar?

hombre sudando

La cirugía de trasplante capilar es un procedimiento delicado que requiere un cuidado posterior adecuado para garantizar resultados óptimos. El ejercicio, aunque generalmente es beneficioso para la salud en general. Puede presentar riesgos potenciales para los folículos pilosos trasplantados si no se realiza correctamente. Algunos de los riesgos potenciales de hacer ejercicio después de someterse a una cirugía de trasplante capilar incluyen:

  • Aumento de la presión arterial: El ejercicio vigoroso puede causar un aumento temporal de la presión arterial. Lo que puede ejercer presión sobre los folículos pilosos recién trasplantados y provocar sangrado o el desalojo de los injertos.
  • Sudoración: Otro riesgo de hacer ejercicio después de un trasplante capilar es la sudoración excesiva. La sudoración puede aumentar el riesgo de infección y dañar los folículos pilosos trasplantados. Además, puede causar irritación e incomodidad en el cuero cabelludo y provocar la formación de costras. Estás pueden interferir con el proceso de curación.
  • Trauma físico: El trauma físico también es un riesgo potencial de hacer ejercicio después de un trasplante capilar. Actividades como el levantamiento de pesas o los deportes de contacto pueden causar traumatismos físicos en la cabeza. Estos pueden dañar los folículos pilosos trasplantados o hacer que se caigan. Es esencial evitar este tipo de actividades hasta que el área del trasplante capilar se haya curado por completo.
  • Aumento de la hinchazón: La actividad física puede causar hinchazón en el área del cuero cabelludo. Pudiendo provocar molestias y retrasar el proceso de curación. La hinchazón también puede provocar complicaciones como infección, sangrado y crecimiento deficiente del cabello.

Para minimizar estos riesgos, es importante seguir las instrucciones postoperatorias proporcionadas por su cirujano. Estás incluyen evitar el ejercicio tras algunas semanas después de la cirugía y evitar actividades extenuantes durante al menos un mes

¿Cuándo puedo comenzar a levantar pesas después de mi injerto de cabello?

hombre levantando pesas

Es importante seguir las instrucciones postoperatorias proporcionadas por su cirujano especialista en pérdida de cabello. Se recomienda evitar el levantamiento de objetos pesados o la actividad física extenuante las primeras 4 semanas tras la cirugía. Permitiendo que el cuero cabelludo sane adecuadamente durante este periodo.

Sin embargo, el tiempo exacto puede variar según el alcance de su cirugía, su salud general y otros factores. Lo mejor es consultar con su cirujano para conocer el tiempo exacto de su recuperación.  Dándole el momento exacto en el cual podrá reanudar el levantamiento de pesas u otras actividades físicas de manera segura.

Actividades físicas que debes evitar tras volver al gimnasio

Cuando vayas a volver al gimnasio y recuperar tu rutina diaria de ejercicios hay ciertas actividades que van a tardar en poder realizarse. Y los deportes acuáticos son las últimas de estas actividades a las que vas a poder incorporarte. Tienes que entender que se debe evitar la humedad durante el tiempo de recuperación tras la cirugía.

Considera también que las piscinas tienen cloro y otros químicos que pueden originar infecciones que debiliten los folículos pilosos. Por lo que tendrás que esperar entre dos y tres meses para poder volver a nadar. El tiempo medio recomendado por los especialistas para poder hacer deporte de nuevo oscila sobre los 30 días.

Antes de que pase ese tiempo, no hagas ejercicios físicos intensos que puedan tensar el cuero cabelludo o dañar los folículos pilosos. Después de este tiempo, es aconsejable cambiar gradualmente la intensidad del entrenamiento con cuidado. Proteja su cabello usando aceite de oliva o acondicionador antes de ponerse un gorro para nadar de nuevo.

¿Qué ejercicios pueden realizarse en el gimnasio durante el postoperatorio?

Ya sabemos que después de 10 días de recibir un trasplante de cabello, podemos empezar a realizar una actividad física moderada y controlada. Poco a poco y con el tiempo podrás ir volviendo a la rutina anterior al trasplante capilar. Volver al gimnasio después de un trasplante capilar puede tener varias opciones. Pero recuerda consultar con tu especialista capilar para que te ayude a controlar qué ejercicios puedes hacer o no. 

A continuación, te explicamos algunas de ellas:

  • Ejercicios de baja intensidad. Nuestro ritmo cardiaco y la respiración nos permiten distinguirlos rápidamente, ya que ambos deben mantenerse calmados y estables. Podemos utilizar una caminadora con una intensidad muy baja, como si estuviéramos caminando sin problemas. Además, podemos participar en clases de pilates o yoga para principiantes.
  • Ejercicios realizados con una intensidad moderada. A pesar de que nuestra respiración se mantiene estable, se empiezan a acelerar nuestros latidos y se produce una cantidad un poco mayor de sudoración. Puedes inscribirte en las clases de baile que ofrece su gimnasio preferido de vez en cuando.
  • Ejercicios intensos. Estos elevan significativamente el ritmo del corazón. Por lo tanto, descubrimos que tanto los ejercicios anaeróbicos como los aeróbicos nos pueden ayudar a volver a nuestras rutinas de ejercicio antes del trasplante capilar.

Como puedes ver, existe una oferta variada de actividades físicas en el gimnasio tras el trasplante capilar. Solo tienes que ponerlas en práctica y estar bajo la constante supervisión del médico especialista. De esta manera, podrás lograr ese cambio de apariencia y mantener una vida deportiva activa en muy poco tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *