Implante capilar, ¿cómo se realiza?

Implante capilar - Hombre feliz al recuperar su cabellera luego de un tratamiento de trasplante capilar

La pérdida de cabello, también conocida como alopecia. Es un problema que afecta a millones de personas en todo el mundo, tanto hombres como mujeres. Si bien hay diversas causas de la calvicie, como la genética, el estrés y los cambios hormonales. Afortunadamente, existen tratamientos disponibles para combatirla y recuperar la cabellera natural. Uno de los más populares y efectivos es el implante capilar.

El trasplante de cabello es un procedimiento quirúrgico mínimamente invasivo. Que consiste en la extracción de unidades foliculares de una zona donante del cuero cabelludo. Generalmente, la parte posterior o lateral de la cabeza, y su posterior implantación en las zonas afectadas por la alopecia. En este artículo, te contaremos todo lo relacionado sobre el procedimiento. Explorando en detalle cómo se realiza un implante capilar, sus beneficios, potenciales riesgos y cuidados postoperatorios.

¿Cómo se realiza el implante capilar?

Implante capilar - Doctor realizando un análisis del cuero cabelludo en un paciente masculino, para evaluar la viabilidad de un trasplante de cabello

El implante capilar es un procedimiento quirúrgico ambulatorio. Que reubica folículos pilosos sanos de una zona donante del cuero cabelludo a las zonas afectadas por la calvicie. Estos folículos, genéticamente resistentes a la caída, son trasplantados individualmente o en pequeños grupos. Permitiendo que crezcan y den lugar a nuevo cabello en la zona receptora.

Para realizar este tratamiento, lo más adecuado es asistir a una clínica reconocida, como es el caso de Capilclinic. Donde el paciente se reúne con el cirujano capilar para evaluar su caso. Determinando la cantidad de folículos necesarios y estableciendo las expectativas del tratamiento. El especialista realizará un análisis del cuero cabelludo, marcando la zona donante y la zona receptora.

El procedimiento de implante capilar se lleva a cabo en un centro médico especializado y suele durar entre 6 y 8 horas. Dependiendo de la cantidad de folículos a trasplantar y la complejidad del caso. Para lograr el tratamiento de manera exitosa, se deben completar una serie de etapas en el procedimiento, las cuales son:

1- Anestesia

Implante capilar - Doctor aplicando anestesia local en el cuero cabelludo de un hombre, para proceder a realizar el trasplante de cabello

En la mayoría de los casos de implante capilar, se utiliza anestesia local para adormecer las áreas donante y receptora del cuero cabelludo. Esto implica inyectar pequeñas cantidades de un medicamento anestésico en puntos específicos. La anestesia local bloquea las señales de dolor que viajan desde los nervios al cerebro. Lo que permite al paciente permanecer cómodo durante todo el procedimiento.

En algunos casos, además de la anestesia local, se puede ofrecer sedación al paciente para aumentar su comodidad durante el tratamiento. La sedación implica administrar medicamentos que inducen un estado de relajación y somnolencia, sin llegar a una pérdida total de la conciencia. Esto puede ser particularmente beneficioso para pacientes con ansiedad o miedo a las agujas.

2- Extracción de folículos

Implante capilar - Doctora analizando el cuero cabelludo de un paciente masculino, para determinar la mejor técnica de extracción de los folículos pilosos

La elección de la técnica de extracción de folículos para un implante capilar depende de varios factores. Como la cantidad de cabello que se necesita trasplantar y las características del cuero cabelludo. Dos de las técnicas más comunes son la FUE y la FUSS, cada una de estas técnicas tiene sus propias ventajas y desventajas. Las cuales detallamos a continuación:

  • Técnica FUE: Consiste en la extracción individualizada de folículos pilosos de la zona donante, utilizando un punzón micrométrico. Como ventajas, es una técnica mínimamente invasiva con cicatrices imperceptibles. Además, permite extraer folículos pilosos de diferentes zonas del cuerpo. Entre sus desventajas, es un procedimiento más largo y con un costo elevado.
  • Técnica FUSS: Consiste en la extracción de una tira de cuero cabelludo de la zona donante. La tira tiene un tamaño variable, dependiendo de la cantidad de folículos pilosos que se necesitan. Como ventajas, es un procedimiento más rápido y con un costo menor. Entre sus desventajas, deja una cicatriz lineal en la zona donante y no se pueden extraer folículos de otras zonas del cuerpo.

Tanto la técnica FUE como la FUSS tienen sus propias ventajas y desventajas. La mejor técnica para un paciente individual dependerá de sus necesidades y preferencias específicas. Es importante consultar con un dermatólogo o cirujano plástico especializado en injertos capilares. Para determinar cuál es la técnica más adecuada para cada caso.

3- Preparación de los injertos

Implante capilar - Doctora analizando la calidad de los folículos pilosos extraídos, para separarlos por tamaño y seleccionar los mejores

La preparación de los injertos es un paso crucial en el implante capilar. Ya que garantiza que los folículos pilosos extraídos sean viables para su implantación en la zona receptora. Es un proceso meticuloso que requiere precisión, habilidad y experiencia por parte del equipo médico. Para ello, se realiza una clasificación tomando en cuenta lo siguiente:

  • Separación por tamaño: Los folículos pilosos se clasifican inicialmente según su tamaño, que se define por la cantidad de pelos que contienen. Los injertos más comunes son las unidades foliculares, que pueden contener de 1 a 4 pelos. La selección del tamaño del injerto se basa en las características del área receptora y las necesidades estéticas del paciente.
  • Evaluación de la calidad: Cada injerto se examina cuidadosamente para garantizar su viabilidad. Se verifica la integridad del folículo, la salud del tallo piloso y la presencia de raíces sanas. Solo los injertos que cumplen con los criterios de calidad estrictos se seleccionan para su implantación.
  • Almacenamiento: Los injertos seleccionados se almacenan en una solución nutritiva especial. Que mantiene su vitalidad y frescura hasta el momento de la implantación. La temperatura y las condiciones de almacenamiento se controlan cuidadosamente para preservar la salud de los folículos pilosos.

4- Creación de los canales

Implante capilar - Doctor realizando un boceto en el cuero cabelludo del paciente masculino, para crear los canales donde se implantarán los folículos pilosos

La creación de canales es un paso crucial en el procedimiento de implante capilar. Ya que establece la base para la distribución uniforme y natural de los injertos. Este proceso meticuloso implica la creación de pequeñas incisiones, conocidas como canales, en el cuero cabelludo de la zona receptora. La densidad y distribución de estos canales se determinan en función del diseño del implante.

Utilizando instrumentos quirúrgicos especializados, el cirujano crea cuidadosamente pequeños orificios o canales en el cuero cabelludo de la zona receptora. En general, una mayor densidad de canales conduce a un mayor volumen de cabello después del procedimiento. Este paso requiere precisión, habilidad y experiencia. Un cirujano calificado considerará todos los factores para garantizar un resultado óptimo y natural.

5- Implantación de folículos

Implante capilar - Doctor realizando la implantación de los folículos pilosos en un paciente masculino, para devolverle su cabellera natural

Con la ayuda de instrumentos especializados y técnicas microquirúrgicas, los folículos pilosos se insertan cuidadosamente en los canales receptores. La orientación y profundidad de la implantación son aspectos críticos para lograr un crecimiento natural y estético del cabello. Se busca imitar el ángulo natural del cabello circundante, asegurando una densidad adecuada y una apariencia uniforme.

La implantación de folículos pilosos requiere de un alto nivel de experiencia y habilidad por parte del cirujano y su equipo. La precisión y el cuidado durante este proceso son fundamentales para garantizar la viabilidad de los injertos. Así como la supervivencia del cabello implantado y la obtención de resultados estéticos satisfactorios.

Tras la implantación de folículos, es importante seguir las instrucciones postoperatorias del médico. Para favorecer una recuperación adecuada y minimizar el riesgo de complicaciones. El seguimiento del paciente a lo largo del tiempo también es crucial para evaluar el crecimiento del cabello implantado. Asegurando la satisfacción del paciente con los resultados finales.

Beneficios del implante capilar

Hombre feliz por recuperar su cabellera natural, luego del tratamiento exitoso de trasplante de pelo

Los implantes capilares ofrecen diversos beneficios para quienes buscan recuperar su cabello. Entre ellos tenemos:

  • Resultados permanentes: Los folículos trasplantados son genéticamente resistentes a la caída. Por lo que los resultados del implante de cabello son permanentes.
  • Aspecto natural: Las técnicas modernas permiten lograr resultados naturales y discretos, imitando la densidad y distribución natural del cabello.
  • Mejora de la autoestima: Recuperar el cabello puede tener un impacto positivo significativo en la autoestima y la calidad de vida del paciente.
  • Procedimiento ambulatorio: El trasplante capilar es un procedimiento ambulatorio, lo que significa que no requiere hospitalización.
  • Recuperación rápida: La recuperación del implante de cabello es relativamente rápida. Permitiendo al paciente retomar sus actividades habituales en pocos días.

Riesgos del tratamiento

Hombre molesto por no obtener un resultado satisfactorio luego del tratamiento de trasplante de pelo

Si bien el implante capilar es un procedimiento generalmente seguro y efectivo para restaurar la pérdida de cabello. Es importante ser consciente de los riesgos potenciales asociados con la cirugía. Entre ellos tenemos:

  • Infección: Como en cualquier procedimiento quirúrgico, existe un riesgo de infección en el sitio del injerto. Esto puede provocar enrojecimiento, hinchazón, dolor y pus. En casos graves, la infección puede propagarse y requerir tratamiento con antibióticos intravenosos.
  • Sangrado: El sangrado leve es normal después de un injerto capilar, pero el sangrado excesivo puede ser un problema. Si experimenta sangrado que no se detiene con presión suave, debe comunicarse con su médico de inmediato.
  • Pérdida de injertos: Algunos de los injertos de cabello trasplantados pueden no sobrevivir a la cirugía. Esto puede afectar los resultados cosméticos del procedimiento.
  • Reacciones a la anestesia: Si le administran anestesia local o general durante el procedimiento. Existe un riesgo de reacciones alérgicas u otros efectos secundarios.
  • Resultados insatisfactorios: En algunos casos, los resultados del injerto capilar pueden no ser lo que el paciente esperaba. Esto puede deberse a varios factores, como la cantidad de cabello que se pudo trasplantar o la técnica quirúrgica utilizada.

Cuidados postoperatorios

Doctora revisando la evolución del paciente luego del trasplante de cabello, para asegurarse que el proceso postoperatorio transcurre de forma correcta

Tras la realización de un implante capilar, el cirujano proporcionará al paciente instrucciones detalladas y personalizadas sobre los cuidados postoperatorios. Estas instrucciones variarán ligeramente según la técnica utilizada y las características individuales del paciente. Pero en general, abarcan los siguientes aspectos:

  • Reposo: Se recomienda descansar lo suficiente durante los primeros días posteriores al procedimiento. Dormir con la cabeza ligeramente elevada puede ayudar a reducir la hinchazón. Evite agacharse o realizar movimientos bruscos que puedan afectar el área tratada.
  • Lavado: Siga las instrucciones específicas del cirujano sobre cuándo y cómo lavar el cabello por primera vez. Generalmente, se espera unos días antes del primer lavado. Utilice un champú suave y agua tibia, evitando frotar o rascar el cuero cabelludo.
  • Protección solar: Es fundamental proteger el cuero cabelludo del sol durante al menos un mes posterior al trasplante. Use un sombrero de ala ancha o gorra cuando esté al aire libre. La exposición solar intensa puede dañar los injertos y afectar la cicatrización.
  • Medicamentos: Tome los medicamentos recetados por su médico según las indicaciones. Esto puede incluir antibióticos para prevenir infecciones y analgésicos para controlar el dolor o la molestia.

En general, la recuperación de un trasplante capilar es rápida. La mayoría de las personas pueden regresar a sus actividades habituales en un par de días. Si sigue los cuidados postoperatorios adecuados, podrá disfrutar de los resultados positivos de su procedimiento a largo plazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *