Mascarillas para el pelo, ¿qué son?

mascarillas para el pelo

El cabello es importante para una buena imagen. Pero, que el pelo se dañe es muy fácil. Hay que mantener un cuidado constante para poder tener una melena envidiable. Utilizar protector solar para el cabello, y así evitar que se reseque e hidratar con mascarillas para el pelo. Esto te ayudará a tener un cabello sano y hermoso. Las mascarillas para el pelo, acondicionan tu melena de una manera intensa y a la vez ayudan a fortalecer la hebra capilar.

Si quieres lucir una cabellera increíble, aplica las mascarillas para el pelo con frecuencia. De esta manera ganarás humectación, brillo y fortaleza para tu melena. En este artículo te contamos ¿Qué son las mascarillas para el pelo? Y todo lo que debes saber sobre este maravilloso tratamiento capilar.

También te puede interesar: Tratamiento casero para el pelo ¿es seguro?

¿Qué son las mascarillas para el pelo?

mascarillas para el pelo

Las mascarillas para el pelo, son tratamientos profundos que hidratan y nutren el cabello. Están elaborados con aceites, mantecas y otros elementos que aportan nutrición a la hebra capilar. Son muy efectivas, ya que pasan más tiempo penetrando en la fibra del cabello que los productos habituales, como acondicionadores y champús. Son tratamientos que humectan el cabello, dando fuerza, brillo y vida.

Al peinar, usar químicos o aplicar aparatos de calor, estamos sometiendo nuestro cabello a agentes que lo maltratan. Los daños ocasionados en tu cabellera pueden resultar graves. Al utilizar las mascarillas para el pelo, evitas que este se quiebre, además de verse mucho más saludable. Es un tratamiento que puedes hacer en casa y con el que lograrás resultados maravillosos.

mascarillas para el pelo

Los ingredientes más comunes en las mascarillas para el pelo son:

  • Aceites: Los aceites proporcionan hidratación y nutrición a la fibra capilar. Los aceites más comunes para las mascarillas son el aceite de oliva, de coco, de argán y de almendras.
  • Mantecas: Las mantecas son ricas en ácidos grasos y vitaminas, lo que las hace muy nutritivas para el cabello. Las mantecas más comunes en las mascarillas capilares son la manteca de karité, manteca de cacao y manteca de shea.
  • Proteínas: Las proteínas ayudan a reparar las fibras capilares dañadas. Las proteínas más comunes en las mascarillas de pelo son la keratina, arginina y biotina.
  • Extractos de plantas: Como la avena, miel, el aloe vera o té verde. Estos extractos tienen propiedades hidratantes, nutritivas y reparadoras.

Al elegir una mascarilla, ten en cuenta el tipo de cabello que tienes y sus necesidades. Si tienes el cabello seco, busca una mascarilla que contenga aceites o mantecas que proporcionen hidratación. Si tienes el cabello dañado, busca una mascarilla que contenga proteínas que ayuden a reparar las fibras capilares.

Beneficios de usar mascarillas para el pelo

mascarillas para el pelo

Usar mascarillas para el pelo, da a tu cabello un cambio radical. Mejora su aspecto de una manera increíble. Si tienes el cabello reseco, maltratado, sin brillo, con frizz y opaco, una excelente solución es usar las mascarillas capilares. Existen otros tratamientos que ayudan a revitalizar el cabello, que puedes usar en conjunto con las mascarillas para el pelo. Que aportan un extra de nutrición a tu cabellera. Estos son algunos de los beneficios que aportan las mascarillas capilares:

  • Hidratación: Ayudan a retener la humedad en el cabello, lo que lo mantiene suave y brillante. El cabello seco se caracteriza por ser áspero, quebradizo y sin brillo. Las mascarillas para el pelo ayudan a rellenar las fibras capilares con agua y nutrientes. Lo que les da una apariencia más saludable.
  • Nutrición: Aportan nutrientes a la fibra capilar, lo que ayuda a fortalecerla y repararla. El cabello dañado se caracteriza por ser quebradizo, con puntas abiertas y sin brillo.
  • Brillo: Ayudan a reflejar la luz, lo que da al cabello un brillo saludable. El cabello opaco se caracteriza por tener un aspecto apagado y sin vida.
  • Control del frizz: Permiten suavizar las cutículas del cabello, lo que ayuda a controlar el frizz. El frizz se caracteriza por la aparición de pequeñas ondas en el cabello, que pueden ser difíciles de controlar.
  • Fortaleza: Ayudan a fortalecer las fibras capilares, lo que puede ayudar a prevenir la caída del cabello. El cabello débil se caracteriza por ser quebradizo y con tendencia a caerse.
  • Aroma agradable: Suelen tener un aroma agradable y relajante. El aroma de las mascarillas puede ayudar a crear una experiencia de cuidado del cabello más placentera.

Las mascarillas son un tratamiento sencillo y eficaz que puede ayudar a mejorar la salud y apariencia de tu cabello.

Cómo se aplican las mascarillas para el pelo

Las mascarillas capilares se utilizan muy fácilmente. Si te decides por una mascarilla natural, hecha con productos caseros, debes prepararla según las indicaciones. Si compras una mascarilla comercial, asegúrate que sea para tu tipo de cabello. Esta es la manera de aplicarlas:

  • Lava tu cabello con el champú acostumbrado y retira con abundante agua, hasta que no queden residuos del producto.
  • Divide el cabello en 4 partes y aplica la mascarilla en cada una de ellas, cerciorándote de impregnar toda tu cabellera.
  • Deja actuar la mascarilla por 5 minutos.
  • Enjuaga con abundante agua templada.
  • Retira el exceso de humedad con una toalla y procede a peinarte como acostumbras.

Las mascarillas para el pelo deben aplicarse una vez a la semana. Sin embargo, cuando el cabello se encuentra dañado en extremo, es aconsejable aplicarla dos veces por semana, de esta manera aportas mucha más hidratación y regeneras tu pelo más rápidamente.

El tiempo de duración de la mascarilla en tu cabello es de 5 minutos. Pero si se trata de un cabello extremadamente maltratado, lo aconsejable es que dejes actuar la mascarilla entre 15 y 20 minutos. Para que ésta penetre profundamente.

También, puedes aplicar la mascarilla en seco antes de lavar el cabello y dejarla actuar durante toda la noche, para que nutra y humecte tu melena con más intensidad. Si quieres dejar actuar por más de 20 minutos, aplica la mascarilla para el cabello, en seco. El pelo seco es menos poroso y el riesgo de dar una excesiva humedad, es mucho menos.

¿Qué sucede si la mascarilla se deja actuar durante mucho tiempo?

Los efectos que pueda causar dejar la mascarilla por mucho tiempo, dependen del producto y su aplicación. Si pones la mascarilla sobre tu cabello húmedo y la dejas actuar por mucho tiempo, puede sufrir tu cabello de higrofatiga. Es decir, el cabello se contrae y se expande con la humedad que le has aportado, de tal manera que puede llegar a debilitarse y quebrarse.

La higrofatiga es un fenómeno que se produce cuando el cabello está expuesto a cambios bruscos de humedad. Cuando el cabello está húmedo, las cutículas se abren y permiten que la humedad penetre en la fibra capilar. Si el cabello se seca rápidamente, las cutículas se cierran bruscamente, lo que puede provocar que el cabello se rompa.

Dejar la mascarilla durante mucho tiempo puede aumentar el riesgo de higrofatiga. Esto se debe a que la mascarilla puede aumentar la cantidad de humedad en el cabello. Si el cabello se seca rápidamente después de aplicar la mascarilla, las cutículas se cerrarán de golpe. Lo que puede provocar que el cabello se rompa.

Por ello no es aconsejable dejarla por mucho tiempo. Al menos no con el pelo mojado, que es donde la fibra es más porosa. Si quieres dejarla actuar por mucho tiempo, aplícala sobre el cabello seco. De otra forma, sigue la recomendación de aplicar y retirar máximo, en 15 o 20 minutos.

Otros efectos negativos

Además de la higrofatiga, dejar la mascarilla durante mucho tiempo también puede provocar otros efectos negativos, como:

  • Seborrea: La mascarilla puede acumularse en el cuero cabelludo y provocar seborrea. Una condición que se caracteriza por la producción excesiva de grasa en el cuero cabelludo.
  • Pérdida de cabello: La mascarilla puede obstruir los folículos pilosos y dificultar el crecimiento del cabello.
  • Alergias: Los ingredientes de la mascarilla pueden provocar alergias en algunas personas.

Por ello, es importante seguir las instrucciones del fabricante y no dejar la mascarilla durante más tiempo del recomendado.

Mascarilla capilar casera

Esta receta de mascarilla capilar casera, hidrata y controla el cabello con frizz. Además, se necesitan pocos ingredientes y es realmente efectiva.

Ingredientes

  • 1 taza de gel de aloe vera.
  • 5 cucharadas de aceite de argán.

Preparación

  • En un bol, coloca el gel de aloe vera y añade las 5 cucharadas de aceite de argán.
  • Mezcla muy bien, hasta obtener una pasta homogénea.

Modo de uso

  • Lava tu cabello y retira el exceso de humedad cuidadosamente con una tolla.
  • Esparce la mascarilla por toda tu cabellera.
  • Deja actuar la mascarilla para el pelo, por 20 minutos.
  • Pasado este tiempo, aclara el cabello con suficiente agua templada.
  • Coloca tu acondicionador, enjuaga de nuevo con agua fría.
  • Usando una toalla, retira el exceso de humedad, presionando suavemente.
  • Desenreda tu cabello con un peine de púas anchas y permite que el cabello seque al aire libre, antes de peinarlo.

Si te decides por mascarillas comerciales, debes escoger aquellas con ingredientes que fortalezcan la hebra capilar y nutran tu cabello. Prueba las que contienen aceite de aguacate, argán, extracto de papaya y otros aceites naturales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *