Miedo al injerto capilar, principales preocupaciones

miedo al injerto capilar

Una de las enfermedades capilares más vistas en la actualidad, es la pérdida de cabello. Existen diversos tratamientos para esta condición, entre ellos encontramos el implante capilar. Este proceso a pesar de no ser realmente nuevo, cada vez está obteniendo más relevancia en los tratamientos capilares. No obstante, existen personas que tienen miedo al injerto capilar.

En este artículo, expondremos aquellos mitos del injerto capilar. Así como explicaremos qué son las unidades foliculares y las técnicas empleadas para dicho proceso, como la técnica FUE. Este y otros temas más estaremos explicando a continuación. Te invitamos a seguir leyendo.

También te puede interesar: ¿Cómo saber si un injerto capilar ha agarrado?

¿Qué es un injerto capilar?

Miedo al injerto capilar

En primer lugar, esta técnica brinda la oportunidad de volver a poblar áreas en el cuerpo donde no hay suficiente cabello (calvicie). Este proceso consiste en extraer folículos pilosos, para implantarlos en las zonas requeridas. De esta manera, se utiliza cabello sano y grueso del mismo paciente para asegurar su duración. El cual, se estima que es de 25 años aproximadamente, pero dependerá de cada paciente.

Esta técnica, que ha experimentado un auge en los últimos años, ofrece una alternativa esperanzadora. Para aquellos que buscan revertir los efectos de la calvicie y mejorar su autoestima. Un aspecto fundamental del injerto capilar es que utiliza cabello del propio paciente. Lo que elimina el riesgo de rechazo y asegura una alta tasa de éxito. El cabello trasplantado se integra gradualmente al área receptora, adaptándose a su ritmo de crecimiento natural.

¿Qué técnicas existen?

Miedo al injerto capilar

Existen dos técnicas fundamentales para realizar un implante capilar, ambas son beneficiosas y brindan un acabado natural. No obstante, el miedo al injerto capilar hace dudar al paciente de su efectividad. Realmente, dependerá del paciente y de la afección que tenga saber cuál le brindará mejores resultados.

Es importante destacar que la elección de la técnica no es el único factor determinante en el éxito del injerto capilar. La experiencia del equipo médico, la calidad de la clínica y las características individuales del paciente también son aspectos fundamentales a considerar. Por ello, es necesario buscar la mejor clínica capilar, que tenga muy buena reputación y tasa de éxito. Como es el caso de Capilclinic.

Es natural sentir cierto temor ante la idea de un procedimiento médico. Sin embargo, es importante separar los mitos de la realidad. El injerto capilar es un procedimiento ambulatorio, con anestesia local y tiempos de recuperación relativamente cortos.

Con la información adecuada, la elección de la técnica correcta y el acompañamiento de un equipo profesional. El injerto capilar puede convertirse en una experiencia positiva que transforme la vida de las personas. Entre las dos técnicas encontramos:

Trasplante de unidades foliculares (FUT)

Miedo al injerto capilar

La técnica FUT se caracteriza por la extracción de una tira de piel de la zona donante del paciente. Ubicada generalmente en la parte posterior y lateral del cuero cabelludo. Esta zona se caracteriza por tener folículos pilosos genéticamente resistentes a la caída.

El tamaño de la tira extraída puede variar hasta un máximo de 20 cm, dependiendo de las necesidades específicas de cada paciente. Posteriormente, la tira se divide cuidadosamente en unidades foliculares individuales, que son pequeños grupos de 1 a 4 pelos.

En la zona receptora, es decir, el área con calvicie o baja densidad capilar. El especialista realiza microincisiones precisas, siguiendo la dirección natural del crecimiento del cabello. Finalmente, se insertan los injertos foliculares uno a uno en estas incisiones. Con un cuidado meticuloso para asegurar su correcta orientación y profundidad.

Ofrece una serie de ventajas que lo convierten en una alternativa atractiva para combatir la alopecia:

  • Resultados naturales: La técnica permite un resultado natural y armonioso. Gracias a la meticulosa colocación de los injertos y la preservación de la dirección natural del cabello.
  • Eficacia duradera: Los folículos trasplantados son genéticamente resistentes a la caída. Por lo que el cabello trasplantado tiene una alta probabilidad de durar de por vida.
  • Solución permanente: El procedimiento ofrece una solución permanente a la calvicie en las zonas afectadas.

Extracción de unidades foliculares (FUE)

Miedo al injerto capilar

La técnica FUE se caracteriza por la extracción individual de unidades foliculares de la zona donante del paciente. Generalmente la parte posterior y lateral del cuero cabelludo. A diferencia de la técnica FUT, no se requiere la extracción de una tira de piel. Lo que reduce el trauma y la cicatrización.

Para realizar la extracción, el especialista afeita la cabeza del paciente. Posteriormente, utilizando un instrumento de precisión milimétrica, se extraen uno a uno los folículos pilosos. Preservando su integridad y evitando daños.

En la zona receptora, el especialista realiza microincisiones siguiendo la dirección natural del crecimiento del cabello. Finalmente, se insertan cuidadosamente los injertos foliculares en estas incisiones, garantizando una correcta orientación y profundidad para un resultado natural.

Ofrece una serie de beneficios que la posicionan como la opción preferida por muchos pacientes:

  • Mínimamente invasiva: No requiere la extracción de una tira de piel, lo que reduce el trauma y la cicatrización.
  • Recuperación rápida: El tiempo de recuperación es menor, comparado con la técnica FUT. Permitiendo al paciente reincorporarse a sus actividades cotidianas en pocos días.
  • Resultados naturales: La extracción e implantación individual de los folículos permite un resultado natural y armonioso, sin rastros visibles de la intervención.
  • Ideal para hombres y mujeres: La técnica FUE es adecuada para ambos sexos, sin restricciones por género.
  • Mayor flexibilidad: Permite realizar injertos en zonas con poco cabello o de difícil acceso.

Procedimiento del injerto capilar

Miedo al injerto capilar

Cabe acotar, que lo principal es hacer una historia clínica. El médico especialista se encargará de diseñar el plan adecuado para el paciente. Basándose en su tipo de alopecia, zona afectada, tipo de cabello, edad, entre otros. Una vez se tenga este plan, pasará a seleccionar la técnica más adecuada y realizará la operación. Por lo general, este procedimiento consta de varias sesiones, dependerá de cada caso.

Es importante destacar, que no se debe implantar excesivas cantidades de folículos pilosos. Esto se debe a que pueden no recibir los nutrientes necesarios para su vitalidad, ocasionando el desprendimiento del nuevo pelo. Por ello, es sumamente importante realizar un completo estudio capilar del paciente. Para así, obtener buenos resultados y evitar el miedo al injerto capilar.

Principales preocupaciones del miedo al injerto capilar

miedo al injerto capilar

Actualmente, existen muchos mitos sobre este tipo de cirugías. Lo cual ha ocasionado miedo al injerto capilar. A continuación, explicaremos los mitos más comunes de este proceso:

  • La edad influye en el éxito o no del trasplante: Como bien se sabe, hay personas que desarrollan alopecia o calvicie a temprana edad. Dependiendo del caso y del tipo, esta persona puede ser apta para recibir un trasplante capilar. La edad no influye en la efectividad del procedimiento, lo único que se debe tener en cuenta es el estado físico.
  • Se caerá el cabello con el tiempo: El trasplante se realiza de los cabellos más sanos del paciente. Así como también en las zonas donde no hay calvicie. Por ende, este cuestionamiento es falso. El nuevo cabello luego del injerto capilar no se caerá.
  • Se tendrá que aplicar un tratamiento de por vida: Este cuestionamiento es totalmente falso. Hay que recordar que el objetivo de este proceso es poblar nuevamente aquellas zonas donde está presente la calvicie. Por lo tanto, los tratamientos para renovar el cabello ya no serán necesarios.
  • Mi cuerpo rechazará el injerto: Es totalmente falso. El injerto se realiza con el mismo cabello sano del paciente. Evitando de esta forma que el cuerpo lo rechace.

 ¿Cuánto dura la operación?

Realmente no se tiene un tiempo exacto de la duración de esta operación. Puesto que, dependerá del paciente y de la técnica que se esté utilizando. Sin embargo, se estipula que dure alrededor de las 6 u 8 horas. Pero si la zona a trasplantar es muy grande o son varias, se puede dividir en dos sesiones consecutivas.

Por otra parte, el miedo al injerto capilar crea incertidumbre sobre lo doloroso que puede ser esta operación. Lo cual es falso, porque se aplica anestesia local.

¿Cuál es la cantidad de cabello requerido para el injerto capilar?

En este caso, se realiza una ecuación sencilla de acuerdo al área afectada del paciente. Se debe estudiar minuciosamente cada caso, puesto que la cantidad de folículos que se puedan implantar dependerá de cómo se encuentra la zona donadora. En términos generales, se debe realizar un injerto capilar del 50 % del cabello original. Es decir, se tendrá en cuenta 50 unidades foliculares al cuadrado, para determinar la cantidad exacta de cabello para el área. Recordando que cada área y persona poseen unidades foliculares distintas.

Miedo al injerto capilar, ¿qué diferencia hay entre unidad folicular y pelo?

La unidad folicular es comprendida como un poro de la piel conformada por una agrupación de pelos. Este suceso se produce naturalmente, llegando a encontrarse desde 1 a 4 pelos en una sola UF. A su vez, estas unidades foliculares yacen en el cuero cabelludo, conformando así la cabellera. Por esta razón, se utiliza este término a la hora de realizar implantes capilares, ya que se mide la cantidad de folículos. Brindando una mayor densidad a la zona receptora.

Miedo al injerto capilar: factores a tomar en cuenta para el implante capilar

El principal miedo al injerto capilar es no conocer qué cantidad de cabello se necesita para realizar el proceso. Existen diversos factores que ayudarán al cirujano a conocer el número de UF que necesita el paciente. Los factores a evaluar son:

  • Aspecto del cabello. Es decir, grosor, color, textura, entre otros.
  • Aspecto y densidad de la zona donde se extraerá e implantará el injerto.
  • Tipo de calvicie.
  • Cantidad de pelos encontrados en cada unidad folicular.
  • Expectativas del paciente en relación a los resultados del implante.

Es así como al evaluar estos elementos, se puede medir qué cantidad de unidades foliculares necesita el paciente. Así como que técnica es la más idónea para él y el número de sesiones necesarias para realizar la cirugía. De esta forma, minimiza los prejuicios y el miedo al injerto capilar que pueda traer el paciente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *