Recuperar el cabello después del COVID, consejos útiles

cabello después del COVID- Hombre joven pasa su mano sobre su cabello con entradas

El Covid-19 ha significado una gran preocupación para todo el mundo. Un virus que puede incluso ser mortal. Pero aun cuando hay personas que logran salir de él, existen efectos colaterales, que perjudican a los pacientes. Los síntomas de estos efectos secundarios son demoledores. Pérdida del gusto, olfato, fatiga, confusión. Y la pérdida de cabello. Sobre esto hablaremos el día de hoy, ¿cómo recuperar el cabello después del COVID?

Si sufriste el virus y perdiste parte de tu pelo, no dejes de leer este post. En él te vamos a contar cómo recuperar el cabello después del COVID. Te daremos consejos útiles para que vuelvas a tener la cabellera que deseas. No desesperes, tiene solución y nosotros te diremos qué debes hacer, sin que esta pérdida de cabello te preocupe tanto como para que afecte tu salud mental. Sigue leyendo.

¿Qué es el COVID?

cabello después del COVID- Hombre haciendose la prueba de la enfermedad

Es una enfermedad respiratoria causada por el virus SARS-CoV-2, la misma resulta altamente contagiosa. Se transmite a través de las gotas de saliva o secreción que la persona contagiada bota cuando tose, habla o estornuda. De igual manera, se puede contagiar, si se toca una superficie que tenga el virus y se pasa las manos por ojos, nariz o boca. Esta es una manera menos frecuente de contagiarse. Los síntomas pueden ser leves o graves. Los mismos aparecen entre los 2 y 15 días luego del contagio.

Existen pacientes asintomáticos, tienen el virus, no se sienten mal, pero pueden transmitirlo a otras personas. En su mayoría, las personas que se contagian se recuperan sin un tratamiento especial. No obstante, algunos pacientes llegan a sufrir síntomas más graves. Sobre todo, en el caso de individuos de avanzada edad y aquellos que tienen problemas de salud, como enfermedades cardiacas, respiratorias, diabetes, cáncer, entre otras.

Esta enfermedad cuando presenta síntomas graves, puede crear insuficiencias orgánicas y neumonía, pudiendo llegar a ser mortal. Se siguen haciendo investigaciones para erradicar el virus por completo. Sin embargo, ya hay vacunas que evitan que los síntomas en la mayoría de los pacientes, sean mortales.

Mujer con tapabocas, se protege de la infección

Los síntomas más comunes son:

  • Fiebre.
  • Tos.
  • Falta de aire.
  • Cansancio.
  • Dolores musculares.
  • Dolor de cabeza.
  • Congestión nasal.
  • Dolor de garganta.
  • Insuficiencia respiratoria.
  • Insuficiencia renal.

Recuperar el cabello después del COVID

cabello después del COVID- Mujer rubia revisa su cabello frente al espejo

Uno de los efectos colaterales de padecer coronavirus, es la caída del cabello. Esto afecta al menos a uno de cada cuatro pacientes con este virus. Suele ser una caída temporal, con el paso del tiempo y el fortalecimiento capilar, el cabello crece de nuevo. Además de la pérdida de la hebra capilar, este virus causa fiebre, problemas para respirar, náuseas, pérdida del olfato y gusto. La buena noticia es que recuperar el cabello después del COVID, es posible.

La razón por la que el cabello se cae durante esta enfermedad, es el estrés y ansiedad a la que el paciente se ve sometido. El malestar que siente, más el miedo a comenzar a padecer síntomas más graves. Así como la pérdida de personas conocidas, por culpa de este virus. Crea una situación de estrés muy elevada. Esto contribuye a la caída del pelo. Por eso es temporal y se hace posible recuperar el cabello después del COVID.

Es un fenómeno que se conoce como telorgia postinfecciosa. Se trata de una pérdida de cabello difusa, que afecta a todo el cuero cabelludo, y no a zonas específicas. La buena noticia es que será temporal. El cabello suele volver a crecer en un plazo de 6 a 12 meses.

Sin embargo, hay algunas cosas que se pueden hacer para recuperar el cabello después del COVID. Estas recomendaciones incluyen:

  • Seguir una dieta saludable que incluya alimentos ricos en proteínas, hierro, zinc y biotina.
  • Tomar suplementos de biotina, zinc y otros nutrientes que pueden ayudar a fortalecer el cabello.
  • Utilizar productos capilares suaves que no irriten el cuero cabelludo.
  • Evitar el estrés y la ansiedad.

Si la caída del cabello después del COVID es muy intensa o si no mejora con el tiempo. Es importante consultar con un médico o dermatólogo.

¿Cuáles son las causas que te llevan a tener que recuperar el cabello después del COVID?

cabello después del COVID- Chica joven de cabello oscuro muestra su cabellera abundante

Los pacientes que notan el desprendimiento de la hebra capilar a causa del virus SRAS-CoV-2. Notan la pérdida de mechones de cabello cuando se lo lavan o al peinarse. Esto es el efluvio telógeno. Esto se debe a que el 85% de nuestro cabello se encuentra en fase de crecimiento, esta se llama anágena. Esta fase tiene una duración de alrededor de tres años. Después de este tiempo, las hebras comienzan la fase telógena. La duración de esta es de cerca de seis meses.

Cuando la fase telógena finaliza, el cabello se desprende y poco a poco crecen nuevos cabellos, dando inicio otra vez al ciclo de crecimiento. Este desprendimiento es de entre 50 y 100 cabellos diariamente. Pero cuando una persona sufre de COVID-19, los niveles de estrés suben considerablemente. Lo que hace que nuestro organismo cambie de manera prematura la proporción de los cabellos anágenos a un estado telógeno.

Esta proporción puede pasar del 10% normal, hasta un 50%. Lo que hace que, hasta la mitad del cabello, se encuentre en etapa de reposo o caída. Esto es 5 veces lo normal. Esta es la causa de la caída del cabello. Lo que nos lleva a tomar acciones para recuperar el cabello después del COVID.

Relación entre el virus y la caída del cabello

cabello después del COVID- Especialista diagnostica paciente con alopecia

La relación entre el virus SARS-CoV-2 y la caída del cabello después del COVID, se conoce como efluvio telógeno post-COVID. Es un tipo de caída del cabello difusa, que afecta a todo el cuero cabelludo de manera uniforme. Se caracteriza por una pérdida excesiva de cabello, que puede llegar a ser de hasta 300 cabellos al día.

La causa del efluvio telógeno post-COVID no está completamente clara. Pero se cree que está relacionada con el estrés fisiológico que provoca la infección. El virus puede causar una inflamación generalizada en el cuerpo, que puede afectar a los folículos pilosos. Esto puede provocar que los folículos entren en una fase de reposo prematura. Lo que lleva a la caída del cabello después del COVID.

La caída del cabello suele comenzar entre 2 y 3 meses después de la infección. En la mayoría de los casos, el cabello vuelve a crecer por sí solo entre 2 y 3 meses después. Sin embargo, en algunos casos, la caída del cabello puede ser más severa o prolongada.

Los factores que pueden aumentar el riesgo de sufrir efluvio telógeno post-COVID son:

  • Una infección grave por COVID-19.
  • Un ingreso en la UCI.
  • El uso de ventilación mecánica.
  • La edad avanzada.
  • El sexo femenino.

No existe un tratamiento específico para el efluvio telógeno post-COVID. Sin embargo, hay algunos consejos que pueden ayudar a mejorar la salud del cabello y acelerar la recuperación.

A continuación, se presentan algunos datos adicionales sobre la relación entre el virus SARS-CoV-2 y la caída del cabello:

  • El efluvio telógeno post-COVID afecta aproximadamente al 25% de las personas que se recuperan de la infección.
  • La caída del cabello suele ser más severa en las mujeres que en los hombres.
  • El efluvio telógeno post-COVID no es un signo de enfermedad grave.

Tratamientos

Hombre y mujer realizan ejercicios en parque

Para recuperar el cabello después del COVID, es necesario tener paciencia. Se debe informar al paciente que esta caída es temporal, que el cabello volverá a crecer. Así mismo, se les debe dar las herramientas para tratar el problema en casa. Algunas de las pruebas son el cepillado por un minuto, luego recoger el cabello que se desprenda. Esto para poder evaluar de manera rutinaria. Lo que permitirá que el paciente se de cuenta de su mejoría.

Durante los primeros 3 meses no se aconseja aplicar tratamientos, ya que el paciente se sabe que recuperará su cabello naturalmente. Pero, en caso de que pase este tiempo y el pelo siga desprendiéndose, será necesaria la medicación u otro tipo de terapias.

Es conveniente tranquilizar al paciente, debe controlar el estrés. El estrés emocional puede causar el desprendimiento de la hebra capilar. En caso de COVID la angustia es algo normal. Por eso se debe orientar a las personas para que controlen la ansiedad y estrés y revisen la evolución en casa.

Recomendaciones

Estilista aplica tratamiento capilar a mujer de cabello oscuro

La caída del cabello luego de pasar por el virus del COVID-19, no siempre está relacionada con el virus. Si no con el estado emocional en que el paciente se encuentra durante este proceso. Estas son algunas recomendaciones para recuperar el cabello después del COVID:

  • Consumir zinc y multivitamínicos: El zinc es un mineral esencial para la salud del cabello. Ayuda a mantener el cabello fuerte y saludable, y también puede ayudar a reducir la caída del cabello. Los multivitamínicos también pueden ser útiles para proporcionar al cuerpo los nutrientes que necesita para el crecimiento del cabello.
  • Consultar a un especialista: Si la caída del cabello es severa o prolongada, es importante consultar a un especialista. El médico o dermatólogo puede descartar otras causas de la caída del cabello y recomendar un tratamiento adecuado.
  • Aplicar lociones y tópicos: Existen lociones y tópicos que pueden ayudar a estimular el crecimiento del cabello. Uno de los ingredientes más comunes en estos productos es el minoxidil. El minoxidil es un vasodilatador que ayuda a aumentar el flujo sanguíneo al cuero cabelludo, lo que puede ayudar a estimular el crecimiento del cabello.
  • Controlar los niveles de estrés: El estrés puede contribuir a la caída del cabello. Por lo tanto, es importante encontrar formas de controlar el estrés, como la meditación, el yoga o la relajación.

Además de las recomendaciones anteriores, también es importante seguir una dieta saludable y equilibrada. Beber mucha agua y cuidar el cabello con productos suaves.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *