Terapia psicológica por alopecia, ¿es necesario?

Terapia psicológica por alopecia, ¿es necesario?

Es un hecho que la alopecia causa daño psicológico. Puesto que, los pacientes que padecen esta enfermedad capilar pueden empezar a sentirse angustiados o inseguros. Así que, la próxima vez que escuches que existe la alopecia emocional, no te extrañes. Aunque no es el término más adecuado, sí que hace referencia a un tipo de pérdida de cabello. Que se asocia a las emociones. En esos casos, se hace necesario asistir a terapia psicológica por alopecia.

La alopecia y la psicología se han relacionado desde hace muchos años. Somos nosotros los que desconocemos, en su mayoría, acerca de su relación. En este artículo, queremos hablar acerca de la alopecia y consecuencias psicológicas. Porque sí, la pérdida de cabello puede crear malestar emocional. Y sí, el desprendimiento de las hebras puede deberse a un factor emocional. Continúa la lectura para conocer más acerca de la terapia psicológica por alopecia.

También te puede interesar: ¿Cómo saber si un injerto capilar ha agarrado?

¿Es necesario asistir a terapia psicológica por alopecia?

Aunque parezca poco lógico, nuestro estado psicológico tiene un importante papel ante la aparición de diferentes enfermedades de la piel. Como los problemas dermatológicos, que pueden afectar el aspecto personal. Y, por ende, provocar síntomas psicológicos como ansiedad o depresión.

Te sorprendería saber la extraordinaria conexión entre la mente y los distintos órganos del cuerpo. Muchas de las patologías actuales tienen una estrecha relación con lo psicológico. Si no es el desencadenante, son un síntoma subyacente. Tal es el caso de la alopecia, que puede ser causada o provocada por factores emocionales.

Muchas personas, en su mayoría hombres, toman la aparición de la alopecia como un efecto natural de la vejez. Sin embargo, otros la pasan bastante mal, por lo que pierden confianza en sí mismos. Su autoestima también se ve significativamente afectado.

Para nadie es un secreto que las mujeres se ven más afectadas ante la pérdida capilar. Esto las lleva a aislarse, deprimirse, tener ansiedad, etc. Es por esto que se hace necesario la terapia psicológica por alopecia. Ya que, aunque este tratamiento no puede aliviar los síntomas capilares, sí que puede abordar lo emocional.

Diversos estudios han determinado la importancia que tiene la terapia psicológica por alopecia. Al menos el 25% de las personas que padecen esta enfermedad manifiestan haber pedido su identidad. También, aumenta la angustia y los síntomas de depresión y ansiedad. Muchas personas se ven en la obligación de dejar de asistir a reuniones sociales debido a fobia social. Esa que surge por los síntomas de la caída de cabello.

No hay que subestimar la ayuda de la terapia psicológica por alopecia. Puede lograr que la persona mejore la relación consigo y la enfermedad.

El impacto emocional de la alopecia

La caída excesiva del cabello tiene una gran influencia en los aspectos emocionales de una persona. Generalmente, quienes sufren de alopecia, pueden perder su confianza y autoestima. Más que nada, porque la alopecia es considerada signo de la vejez. Es normal que, al principio, los pacientes intenten negarse a padecer de esta enfermedad. Entendemos que sea así, puesto que puede tener un gran impacto en las emociones. De hecho, es capaz de provocar depresión, fobia social, ansiedad, inseguridad y baja autoestima.

Alopecia areata y psicología ¿cuál es su relación?

Hay ciertos trastornos psicológicos que pueden afectar de manera perceptible la salud de nuestro cabello. Un ejemplo de eso es la tricotilomanía. La cual, se trata de la repetición constante de un hábito. En el cual, la persona tiene el deseo compulsivo de arrancarse distintos mechones de cabello.

Generalmente, puede deberse al estrés o la ansiedad. Quienes lo padecen, tienden a arranchar cabello de las zonas menos visible. Como el cabello que está en la nuca en el caso de las mujeres. Sucede así porque es como una especie de drenaje de las emociones que crean malestar. Aunque es un trastorno por sí mismo, puede ocasionar alopecia areata. Ya que, se van despoblando zonas del cuero cabelludo de forma traumática. Con el tiempo, el folículo se va dañando.

Para tratar esta afección psicológica, es necesario combinar la terapia psicológica y la consulta dermatológica. Ambos profesionales deberán determinar la causa de esta enfermedad. La etapa más crítica y más propensa es la adolescencia. Se debe aplicar terapia cognitivo-conductual para reducir la frecuencia de este tipo de conductas compulsivas. También se debe combinar con la ingesta de tratamiento farmacológico que indiquen los especialistas.

Según estudios científicos se concluyó que:

  • Gran porcentaje de las personas que sufren de algún grado de alopecia, sienten que han perdido su identidad. En ciertos casos llegan a sentir que son otra persona.
  • La perdida del cabello puede impactar severamente en la psiquis de la persona. En especial a las mujeres, pudiendo ocasionarles la perdida de su identidad, depresión, ansiedad, disminución del autoestima y fobia social.
  • Algunas personas que padecen de alopecia llegan a sentir que los médicos no los toman en serio quedando emocionalmente aislados y angustiados.
  • Existe un riesgo alto de que las relaciones personales resulten afectadas, también es posible que se sientan discriminados.

¿Cuándo es necesario asistir a terapia psicológica por alopecia?

Es necesario acudir a terapia psicológica por alopecia cuando los síntomas emocionales son más bien invasivos. Cuando estos llegan al punto tal de limitar nuestra vida social, laboral, amorosa, sexual, etc. Si notas alguno de los síntomas que te mencionaremos a continuación, definitivamente necesitas asistir a terapia psicológica por alopecia.

  • Evitación y aislamiento social: sabemos que padecer este tipo de afecciones capilares puede causar mucha vergüenza. Así que, es totalmente comprensible que evites hablar o que te pregunten acerca del tema. Pero no es saludable que te aísles por completo para evitar este tipo de situaciones incómodas. La alopecia no tendría que limitarte a ser sociable, ir a ciertos lugares o socializar.
  • Hipervigilancia: si tienes la necesidad constante de vigilar si alguien se ha dado cuenta de tu problema. Necesitas asistir a terapia psicológica por alopecia. Este tipo de pensamientos de «se van a burlar de mí» «voy a recibir críticas» «sienten pena por mí». Son intrusivos y para nada saludables.
  • Ansiedad: algunos de los síntomas de la ansiedad son la inquietud, alteraciones del sueño, irritabilidad y pensamientos intrusivos. Es normal que prestes atención al problema capilar. Pero no es sano que toda tu vida gire en torno a él.
  • Depresión: ya no disfrutas de hacer las actividades que te gustaban. Tampoco quieres salir de casa ni prestar atención a tu imagen personal. Ni siquiera sientes ganas de comer o estás comiendo demasiado. Estos son algunos de los síntomas de la depresión.

¿Cómo es el tratamiento psicológico por alopecia?

La terapia psicológica por alopecia debe ayudarte a romper el silencio acerca del tema. Es necesario que dejes de ver la enfermedad como un todo. Por lo que tendrás que romper todos los esquemas y creencias irracionales que han surgido por su aparición. Es probable que traten tu autoestima, y que te pidan hacer un registro de pensamientos. Para determinar cuáles son las ideas o pensamientos más recurrentes.

El tratamiento también debe conllevar la aceptación de la enfermedad. No como una situación incapacitante, sino como una etapa transitoria. Y que tiene solución de la mano de tu dermatólogo de confianza. Es posible que también se trabaje el manejo de las emociones y las relaciones interpersonales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *